«Todos los trabajos de restauración fueron facturados y pagados»

Libro antiguo restaurado en el Ivacor. / lp
Libro antiguo restaurado en el Ivacor. / lp

El coleccionista niega irregularidades en la reparación de unos libros por el Ivacor que investiga la Fiscalía

N. CAMACHO

valencia. «Todos los trabajos de restauración fueron facturados y pagados. Estoy tranquilo y tengo toda la documentación». Estas son las palabras que el auditor Luis Caruana pronunció ayer a LAS PROVINCIAS para negar cualquier irregularidad en el encargo que en el año 2011 realizó al Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (Ivacor) para la reparación de doce libros de su colección particular. Se pronunció así después de que se conociera que el Juzgado de Instrucción número 4 de Valencia está investigando la rehabilitación por parte de esta empresa pública de esos doce volúmenes antiguos para averiguar si se hicieron sin presupuesto ni contraprestación económica; y, a su vez, está indagando sobre la contratación desde la entidad de unas 50 trabajadoras autónomas sin proceso selectivo alguno. La causa parte de la denuncia que interpuso la Confederación General del Trabajo (CGT) en julio del año pasado por presuntas irregularidades entre los ejercicios 2011 y 2012 en el Ivacor.

Pero Caruana niega los hechos y asegura que «fueron facturados y pagados». Las facturas de dichos trabajos ascienden a algo más de 10.000 euros, según ha podido saber este periódico. Una cantidad que, según la denuncia interpuesta por el sindicato, no se ajustaría a la realidad y podría ascender a 100.000 euros, sin contar los costes de los talleres ni los materiales empleados. El sindicato también sostiene que los contratos laborales de obra o servicio para realizar estas restauraciones fueron formalizados por la entonces directora sin mediar procedimiento selectivo alguno. «No hubo un procedimiento de selección del personal con convocatoria pública, cuando la legislación obliga a contratar mediante bolsas de trabajo para el caso de contratos temporales por acumulación de tareas o convocatoria pública de plazas para adjudicar la interinidad de plazas vacantes», expone.

Desde la Conselleria de Cultura afirmaron ayer a este diario que colaborarán con la Justicia en todo lo que sea necesario y ofrecerán la documentación que requiera la Fiscalía.

Fotos

Vídeos