Un títere con mensaje vitalista

Escena de la obra 'Kiti Kraft' de la compañía Bambalina. / LP
Escena de la obra 'Kiti Kraft' de la compañía Bambalina. / LP

La Rambleta acoge el universo de 'Kiti Kraft', de la compañía valenciana Bambalina

MARTA BALLESTER VALENCIA.

Tres actores y un títere como protagonista recrean un universo donde todo es posible. Un entorno mullido y áspero a la vez. Una historia hecha de sueños y experiencias, de certezas y fantasías, de amor a la música. Así es la obra familia 'Kiti Kraft' que acoge la Rambleta hoy y mañana. «Un mundo que recuerda el nuestro aunque se haya apoderado de la capacidad metafórica de la escena para hacerse más fácil de entender y amar», explica la compañía valenciana Bambalina.

Una función muy visual, basada en aspectos sensitivos y no narrativos, ya que los personajes se expresan con sonidos guturales, palabras inventadas o canciones a tres voces. Nace con la idea de «ofrecer una historia a los niños cercana y con un lenguaje un poco inusual, pero más estético que pedagogicamente tiene más interes y originalidad», explica a LAS PROVINCIAS, el director de la compañía y también autor de la obra, Jaume Policarpo.

Con un mensaje «muy vitalista», 'Kity Kraft' recorre la vida de este títere, para hablar del nacimiento del universo; del encuentro con la naturaleza con un trasfondo ecológico; del amor a los animales; de la importancia del agua; de los problemas relacionales; de la muerte, la soledad o la trascendencia del alma. Incluso tambíen incluye una parte mística y espiritual muy poco habitual en los espectáculos infantiles y le dota de más originalidad. Son muchas las lecciones de vida que esconde la obra, pero la mayor, es el espíritu con el que la protagonista aborda todos los probelmas que se cruzan por su camino, «siempre desde un sentido muy positivo de entender la vida». Con ese objetivo escribió la historia Policarpo. «Es como un ¡viva la vida!», apunta.

La música compuesta por Óscar Jareño que va de lo pletórico a lo íntimo, es clara protagonista de la función. «Todas la evocaciones vienen a través de la música porque tiene una parte muy sentimental. A todos nos pasa que conectamos con el pasado y la nostalgia a través de ella. Es capaz de evocar de nuevo al presente los momentos más intensos vividos», expresa el autor.

Todo un universo creado en escena «más primaria, pura y clara posible». «Con el público infantil tienes que plantear las cosas de una manera muy sintáctica y los títeres participan mucho de esta ídea de síntrsis por eso es nuestro protagonista, porque es la representación del personaje de una manera más esquemática y contundente que llama la atención de los más pequeños», manifiesta Policarpo consciente de la exigencia de estos espectadores.

Una biografía, la de 'Kiti Kraft' que resultará inspiradora para los niños a los que desde Bambalina siempre intentan ofrecer «espectáculos de calidad aunque no sea fácil programar en la Comunitat», manifiesta el director. «Cada vez se ha ido haciendo más difícil por la crisis y por la precariedad con la que nos obligan a trabajar», añade. Aún así, intenta ver el futuro como Kiti, «con confianza. Con el esfuerzo de todas las partes iremos recuperando la posiciónnecesaria para hacer un trabajo serio riguroso y profesional y así sobrevivir dignamente en este universo rela», concluyó.

Fotos

Vídeos