Un testigo niega regalos a Consuelo Císcar pero admite uno al expresidente Camps

REDACCIÓN VALENCIA.

Un técnico del departamento de Registro del IVAM declaró ayer que el artista Ramón de Soto, que expuso en el museo valenciano, decidió regalar a título personal una escultura al entonces presidente de la Generalitat Francisco Camps y negó que se hicieran regalos a la entonces directora, Consuelo Císcar. La pieza, se desconoce cuál, estuvo un tiempo en el museo y luego se le entregó al destinatario, según este testigo. El juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, que investiga presuntas irregularidades en la gestión del museo valenciano en la época de Císcar. Este testigo, además, también aludió a la supuesta falsedad de ciertas obras del artista Gerardo Rueda y detalló que algunas estaban en los almacenes y no se llegaban a exponer.

Por otra parte, un empleado de la empresa de transportes que trabajaba para el IVAM, confesó que prestaba servicios personales para la exgerente, como llevar a su madre a la peluquería o hacerle mudanzas, tal y como en su día publicó LAS PROVINCIAS.

Fotos

Vídeos