'La ternura', de Alfredo Sanzol, llena de amor el Principal

El elenco de 'La ternura', ayer, en el Principal, donde estarán hasta el domingo. / Damián Torres
El elenco de 'La ternura', ayer, en el Principal, donde estarán hasta el domingo. / Damián Torres

EP Valencia

La comedia romántica de aventuras 'La ternura', instalada desde ayer en el teatro Principal de Valencia, propone una reflexión acerca de «la dificultad de huir del amor» en una «reivindicación de la esencia de la humanidad» que parte de «la carcajada». Su autor y director, Alfredo Sanzol, se inspira para ello en el universo de Shakespeare, aunque lo hace desde un punto de vista contemporáneo.

Para escribir 'La ternura', Sanzol ha tomado referencias de obras de Shakespeare para crear una comedia de leñadores y princesas en la que el director intenta trasladar «la imposibilidad de protegernos del daño que produce el amor», porque «si queremos amor nos tenemos que arriesgar a sufrir», dijo ayer durante la presentación del montaje, que estará en cartel hasta el domingo.

Esta obra cuenta la historia de una reina algo maga y sus dos hijas princesas que viajan en la Armada Invencible obligadas por Felipe II a casarse en matrimonios de conveniencia con nobles ingleses una vez que se lograse con éxito la invasión de Inglaterra. La reina Esmeralda odia a los hombres porque siempre han condicionado su vida y le han quitado libertad, así que no está dispuesta a que sus hijas tengan el mismo destino que ella.

Cuando la Armada pasa cerca de una isla que la reina considera desierta crea una tempestad que hunde el barco en el que viajan. Su plan es quedarse a vivir en esa isla con sus hijas para no volver a ver un hombre en su vida. El problema es que eligen una isla en la que desde hace veinte años viven un leñador con sus dos hijos, que huyeron allí para no volver a ver una mujer en su vida.

Fotos

Vídeos