«En el sector teatral se están dando pasos en la dirección correcta»

El dramaturgo y director teatral valenciano Miguel Ferrando. / irene marsilla
El dramaturgo y director teatral valenciano Miguel Ferrando. / irene marsilla

El director valenciano Miguel Ferrando, que acaba de triunfar con la obra 'Tourmalet', defiende que ahora hay más implicación de los agentes culturales

NOELIA CAMACHO Valencia

El montaje 'Tourmalet', del valenciano Miguel Ferrando, nació para exhibirse en Russafa Escènica. La buena acogida hizo que recalara el pasado mes de mayo en el Micalet. Ferrando tuvo que adaptarlo para que se viera sobre las tablas. Su maestría no sorprendió a aquellos que ya lo habían o que habían sido testigos de otro de sus espectáculos, 'Genovese'. Ferrando, uno de los responsables de la compañía Groc Teatre, defiende que, en la actualidad, las artes escénicas han abrazado la senda de la recuperación. Sostiene que se están dando pasos en la buena dirección tras años oscuros. No obstante, confiesa que él empezó hace relativamente poco tiempo. Sin embargo, asevera que, en el sector teatral siempre hay que pelear y luchar.

-Hace unas semanas finalizó 'Tourmalet' en el Micalet. ¿Cómo ha sido la experiencia?

-El montaje nació para Russafa Escènica y tenía que tratar el tema del camino. Y soy aficionado al ciclismo y pensé en esa etapa, en las historias de superación que hay en esa montaña. Allí, en el festival, funcionó muy bien y la vio Pilar Almería. Me dijo que tenía que estrenarla en el Micalet. La adaptación ha sido un proceso largo.

«La burocracia es uno de los problemas de las artes escénicas», sostiene el valenciano

-¿Cambia mucho el montaje de verlo en Russafa Escénica a que se instale en un teatro?

-El reto fue adaptarlo y que tuviera un sentido. En el festival lo representamos en una galería de arte, dentro del apartado de Viveros que ofrecía el certamen. Aquí hemos mostrado una versión larga. Con proyecciones, con iluminación, las bicicletas se podían mover...

-¿Este hecho le garantiza una segunda vida al montaje? Es decir, ¿se volver a poder ver? ¿Hay oportunidades por parte de las salas públicas o privadas?

-Esperemos que tenga más vida. No tenemos más certezas. Siempre hay ideas y propuestas, pero no tenemos una fecha concreta. En todos los teatros se programa con mucho tiempo y esta es una obra que acaba de nacer. Aunque la burocracia es uno de los problemas del teatro. También la falta de recursos. El anterior montaje, 'Genovese', nació sumando esfuerzos de los que formamos la compañía. Las ayudas públicas han llegado a posteriori. En el caso de 'Tourmalet', optamos a una serie de subvenciones pero aún no se han resuelto. Así que tendremos que seguir trabajando por nuestra cuenta.

-¿Siente que las creaciones de la compañía, en este caso esos dos espectáculos, no tienen cabida en los teatros más comerciales?

-No creo que 'Tourmalet sea una propuesta tan contemporánea. Es una comedia que el gran público puede descubrir. No que creo que ese sea el problema.

-Pese a todo, ¿qué radiografía hace del sector de las artes escénicas en Valencia? ¿Ha pasado lo peor en la industria?

-Decir que sí de forma rotunda sería un poco precipitado por mi parte porque no puedo comparar la situación actual con lo que ocurría hace diez años. Claro que el sector podría estar mejor. Pero creo que se están dando pasos en la dirección correcta. Hay más transparencia, más implicación de los agentes culturales y, sobre todo, hay más predisposición por su parte para apoyar a la industria. Un ejemplo de ello es que este año se ha aprobado el convenio de los actores, en el que se recogen unas buenas condiciones de trabajo. Mejor o peor, pero vamos en la dirección correcta. Creo que dentro de dos años podremos decir que lo peor ha pasado.

-Sin embargo, hay profesionales que siguen insistiendo en que se trabaja bajo la precariedad, que las ayudas llegan tarde o no llegan...

-Es cierto que los recursos son limitados. Lo vemos en la compañía. En ocasiones haces muchas tareas que no competen, en primera estancia, con tu trabajo. Pero cuando uno cree en un proyecto, la analogía está clara: lo haces porque es inevitable. A veces no te da el reconocimiento que mereces, pero no queda otra que seguir luchando por lo que quieres.

-¿Y hay momentos en los que se piensa en tirar la toalla? ¿Compensa pelear para sacar adelante proyectos?

-No puedo negar que siempre hay momentos de desaliento, en los que piensas que todo en tú contra. Mentiría si dijera lo contrario pero es una sensación que dura muy poco. Puedes caerte, pero luego necesita subir y volver a pedalear de nuevo. Yo llevo luchando cinco años, con la compañía, estamos casi naciendo. Sin embargo, tenemos proyectos. 'Genovese' se va a estrenar en Madrid y ya estamos preparando la nueva producción del año que viene.

Fotos

Vídeos