El teatro de las Naves inicia nueva etapa con 70.000 euros de presupuesto y sin equipo propio

La sala La Mutant, que reabrirá el 6 de abril tras más de un año cerrada, recupera la actividad con espectáculos de circo

MARTA BALLESTER VALENCIA.

Unas filtraciones de agua en el patio de butacas de las Naves obligaron a bajar el telón de Espai Mutant en diciembre de 2016. Desde entonces la sala teatral ha estado quince meses cerrada y sin programación de artes escénicas. Hasta ahora. El Ayuntamiento, que gestiona el espacio, reabrirá la sala, ahora bautizada como la Mutant, el próximo 6 de abril.

Comienza así una nueva etapa que no contará con equipo propio. Con el despido de los anteriores programadores el pasado diciembre, es el equipo que gestiona el Teatre El Musical (TEM) -encabezado por la coordinadora Olga Álvarez- el que se haca cargo de la nave 3.

El pasado mes de enero la concejala de Acción cultural, María Oliver, aseguró la intención de ampliar el personal y «generar puestos de trabajo, por concurso que sean estables». Dos meses después, Oliver confirmó ayer que el espacio «se llevará con el personal que se tiene ahora». «Si hace falta algún refuerzo en algún tipo de programación se hará a través de un contrato menor hasta que se saque, si se considera, una figura de programación. Pero en principio creemos que no hará falta», apuntó. De hecho, la concejalía de Acción Cultural ha encargado con un contrato menor la comunicación de la Mutant a una empresa. Este servicio no corre a cargo del TEM.

El Ayuntamiento impulsa el festival circense Contorsions con 85.000 euros

La falta de plantilla no ha sido obstáculo para que el espacio recupere la programación estable de abril a junio. Ahora será Álvarez la encargada de encaminar de nuevo este espacio y coordinar sus actividades con el resto de teatros públicos. «Consideramos que esta unión ayuda a optimizar recursos», expresó la regidora.

Para este nuevo ciclo de las Naves, La Mutant maneja un presupuesto de 70.000 euros para el trimestre abril-junio de programación, que contará con una veintena de propuestas, dando mayor relevancia a la danza y al circo para abrir sus puertas a «las artes vivas y los lenguajes más transversales en escena». Además, acogerá los festivales Vesos-València Sostenible, Pops Marítims y Cabanyal Íntim, que recalaron en las Naves bajo los anteriores programadores del enclave.

Actividades de circo

'Contorsions', que se desarrollará durante la Semana Santa del 5 al 8 de abril en varios espacios de Valencia, servirá para poner en marcha la programación de La Mutant. Se trata del primer Festival Internacional de Circ de València que aunará actuaciones durante cuatro días de compañías locales, nacionales y extranjeras. Un total de veinte espectáculos de circo contemporáneo, destinados tanto al público familiar como especializado en artes escénicas, que pretende trasladar a los vecinos de la ciudad y a sus visitantes una «visión plural, ecléctica y renovada de las artes circenses», expresó Oliver.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 85.000 euros y desarrollará sus funciones en espacios cerrados y abiertos de la ciudad, en el TEM; en los Jardines de Viveros dentro de la carpa de circo de la compañía Baraka Cirque; en la Plaza del Rosario; en la Plaza del Ayuntamiento, o en La Mutant. El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, resaltó la voluntad del gobierno en «descentralizar la oferta cultural, con proyectos como por ejemplo 'Cultura als barris' o 'Cultura als Pobles'; recuperar espacios públicos; y apostar por los profesionales valencianos y las nuevas tendencias».

En el festival se han integrado casi todas las compañías de circo de calle valencianas, además de contar con compañías internacionales como 'La cosa', obra del artista milanés Claudio Stellato o 'El último bufón', la propuesta de Leo Bassi en la que el célebre cómico repasa sus 40 años de trayectoria. Le seguirán la fusión de rumba catalana y música oriental de Rumbamazigha y la música electrónica a cargo de la DJ valenciana Miss Yuls.

Conciertos, talleres o, incluso, olimpiadas de circo a un precio de 10 o 12 euros, además de otros tanto espectáculos gratuitos. «Era necesario un festival público y de esta magnitud en la ciudad de València», alegó César García, de la compañía La Finestra Nou Circ.

Más

Fotos

Vídeos