Serrat asegura que Cataluña «vive la fiesta del disparate»

El cantautor regresa a sus orígenes con 'Mediterráneo, da capo', una larga gira en solitario que recalará en el Palau de les Arts en septiembre

MIGUEL LORENCI

madrid. «La fiesta del disparate». Es lo que se vive en Cataluña según Joan Manuel Serrat (Barcelona, 1943). La situación generada por el desafío soberanista es «un callejón sin salida» y sus impulsores «siguen mareando la perdiz». Es el diagnóstico de un legendario cantautor asaeteado a preguntas sobre el sudoku catalán en el inicio de la multitudinaria presentación de 'Medierráneo, da capo'. Es la gira a la que dedicará casi dos años y con la que el 'noi del Poble-sec' regresará a Valencia los días 25 y 26 de septiembre en el Palau de les Arts.

Con este da capo vuelve Serrat a 'Mediterráneo' (1971), un disco seminal y mítico que cumple 47 años. Con 74 cumplidos, su autor renace en el mar que tanto ama «pleno de ilusión, fuerza y salud». Lo hace con una exigente gira de 23 conciertos en solitario que se inicia en abril, en España, y que extenderá a América. «Será un espectáculo mutante y con sorpresas», promete sin desvelar detalles del repertorio y asegurando que, tras sus giras con amigos, «no habrá invitados».

Imposible eludir el tema catalán. Por más que Serrat reitere que quiere hablar de música, la primera en la frente: ¿cómo lleva la resaca del 'procés'? «No hay resaca, porque sigue la fiesta», responde. «Cada día ocurren cosas y hay sorpresas. Pasamos de no tener presidente a tener dos. Están mareando la perdiz. Tanto, que acabarán mareándose ellos» agrega. «Los que discuten no acaban de reconocer dónde está la salida. Estamos en la feria del disparate», diagnostica.

Cree que el independentismo «está en un 'cul de sac', en un callejón sin salida», pero advierte de que «eso no significa que se haya acabado: ha existido, existe y existirá siempre». Como hacen algunos inversores, cree Serrat que ERC y el PDeCAT «pretenden retirarse de la bolsa, recuperar fondos y esperar otro tiempo para seguir» con el 'procés'. Por contra, la CUP y JxC «tienen la pretensión de llevar a la investidura a Puigdemont que está siendo intransigente y no está dispuesto a renunciar».

Fotos

Vídeos