Sala Russafa estrena hoy un cuento que relata el desafío independentista con humor

La ficción de 'La Revelación: Nueva Nuncajamás' no supera la realidad política de Cataluña

MARTA BALLESTER VALENCIA.

El autor y director de la obra 'La Revelación: Nueva Nuncajamás', que se estrena hoy en la Sala Russafa, Chema Cardeña, lo tenía claro: «No podía descolgarme de la actualidad política actual y abandonar mi satírica 'Trilogía cuentos Políticos'». Tras el éxito de 'Viaje a Nuncajamás', Cardeña vuelve a replantear el mítico cuento de Peter Pan, solo que esta vez serán «Peter Sánchez o Campanilla Sáenz de Santamaría» los protagonistas y Cataluña su aventura.

Esta ácida comedia aborda el desafío independentista desde el humor. «No podemos machacar tanto a la gente con la deprimente actualidad política, por eso yo creo que desde el humor la gente se relaja más y reflexiona mucho más fácil», alega a LAS PROVINCIAS el autor. Sin juzgar ningún posicionamiento ideológico y exponiendo sobre el escenario el desafío serán los propios espectadores los que tengan la última palabra. «El público, que da vida a los niños perdidos, decidirán si se cambia la Constitución, si se hace un referéndum o qué votar en él cuando los países de Nuncajamás planteen separarse», añade Cardeña. Con su voz y voto determinarán el rumbo de esta función que cuenta además con vídeo proyecciones y la música en directo de La Banda de los Piratas.

La historia, aunque recuerde a su antecesora, es completamente nueva, cualquiera puede unirse a estos 'Cuentos políticos' en los que su autor quiere «evidenciar el nivel político tan bajo de nuestros políticos». Se considera un indignado de muchas de sus actos y explica que «al ponerle voz a estos personajes te das cuenta que no puedes superar a los políticos, que por muchas barbaridades que diga el Capitán Garfio, esta ficción no supera la realidad».

Después de «tanto drama» 'La Revelación: Nueva Nuncajamás' promete diversión. Nunca antes el espectador se habrá reído tanto oyendo hablar de temas como monarquía, república, independentismo, nacionalismo, corrupción, testigos de juicios que fallecen oportunamente y, por supuesto, el dilema catalán. Siempre vistos desde un prisma absolutamente humorístico, quizás «encontramos alguna solución», alega Cardeña.

Fotos

Vídeos