Más rumores que noticias en la previa

Los victorinos vuelven a Castellón y acaparan ferias. / APLAUSOS
Los victorinos vuelven a Castellón y acaparan ferias. / APLAUSOS

La alianza Ramón Valencia y Simón Casas y la presencia de Ponce en Fallas y Julio, lo más concreto

JOSÉ LUIS BENLLOCH

La temporada se juega estos días en los despachos. Lo trae el calendario. Y a las negociaciones reales les sigue una esgrima de rumores, unos intencionados y dirigidos por los interesados y otros fruto de la ilusión de los aficionados. Hay más rumores que noticias. Es la salsa de las previas por mucho que cabree a los empresarios. Cada cual toma posiciones, sondea, apuesta y tensa las exigencias hasta donde considera. Noticia confirmada, naturalmente a través de un comunicado que se ha convertido en la vía preferida de los taurinos, es la alianza entre Ramón Valencia, empresario de Sevilla, y Simón Casas, que afecta directamente a esta tierra. El comunicado dice algo tan etéreo como: "El objetivo es el de potenciar todos los vectores de desarrollo de la Tauromaquia priorizando el fomento de la calidad y la protección de los nuevos valores". Dicho así pues bien... quiero decir que nos quedamos como estábamos, sólo que un poco o un mucho más concentrados. A pesar de su ambigüedad -es evidente que la noticia no aclara si habrá contrataciones conjuntas, ni hasta dónde llega el fomento o a qué se refiere exactamente con los vectores- ha causado gran revuelo y ha disparado las especulaciones. Lo seguro es que se trata de un posicionamiento, una estrategia en tiempos de bloques empresariales.

La única noticia por ahora sobre las Fallas de Valencia es la presencia de Enrique Ponce. Será el día 17, sábado, con toros de Garcigrande, es decir hay cambio de ganadería respecto a las últimas ediciones a la búsqueda de la corrida que haga posible la gran tarde del maestro en Valencia que en los últimos tiempos se ha visto muy condicionada por el poco juego de los toros. Ha sido la primera negociación de la empresa Simón Casas para la que es la primera feria de primera. En esa misma charla, confirmado por el apoderado del diestro, se negoció la presencia del maestro en el resto de las plazas de la empresa sin que surgiese ningún desacuerdo. Eso incluye Madrid, donde Ponce alcanzó la temporada última un gran triunfo en su única actuación, por lo que este año repetirá fórmula, una tarde por San Isidro. E incluye también, al menos esos son los deseos de las partes, su presencia en la feria de Julio, serial en el que se ha prodigado menos en los últimos años.

En la empresa, como ya es habitual, existe el más absoluto mutismo. Aun así, el resto del elenco es fácil de adivinar teniendo en cuenta los toreros de la propia empresa, entre los que se encuentran dos de obligada presencia al margen de quién les apodere. Román, cuya colocación ha de dar forzosamente un salto de calidad por los triunfos anteriores y por su nueva administración y no sería extraño ni injusto que hiciese un doblete; y lo mismo cabría decir de Paco Ureña, otro de los que debe venir bien colocado al margen de quién sea el apoderado.

Morante sin tele

Quien no estará seguro es Morante, que vuelve a los ruedos tras una retirada tan breve que más suena a desmarque de sus anteriores apoderados que a otra cosa. Su nuevo mentor, Manolo Lozano, verso suelto en su familia de empresarios, veterano y genialoide, ha declarado en Aplausos que el sevillano comenzará la temporada en Jerez, 12 de mayo, una vez pasadas las ferias de Fallas y Abril, los dos primeros grandes puertos de la temporada, y la cerrará en Sevilla por San Miguel, que será una temporada breve y que ninguna de sus corridas será televisada, decisión que empaña la alegría de verle volver por cuanto supone una renuncia a la promoción de la fiesta de los toros a que están obligados todas las figuras.

Más adelantada está la cuestión ganadera. Ni en Castellón, ni en Valencia, ni en Sevilla, ni en Madrid, donde todos son pocos, ni siquiera en Pamplona, donde todo gira en torno al toro, se aventuran cambios sustanciales. La única divisa que faltará de las del año anterior en Castellón es Fuente Ymbro, que después de reservada el empresario ha decidido lidiarla en otra de sus plazas, Valladolid. Su lugar lo ocupará Victorino Martín, un clásico en la Magdalena donde sin embargo había faltado los últimos años. Su lugar lo ocupará Victorino Martín, un clásico en la Magdalena donde sin embargo había faltado los últimos años. La ganadería de los toros cárdenos ha sido noticia los últimos días por esta vuelta, por su debut en Utiel y por su presencia en la plaza madrileña de Vistalegre, en corrida homenaje a su criador en lo que supone la apertura de la temporada en la capital, donde días después volverá a comparecer, esta vez en Las Ventas, para abrir el año de festejos mayores.

Más

Fotos

Vídeos