Román sufre una grave cogida en su debut en Sevilla

Román, acorralado por el toro. / efe
Román, acorralado por el toro. / efe

El valenciano, que reapareció el pasado sábado, sufre una cornada en la pierna izquierda con dos trayectorias de quince centímetros

REDACCIÓN

valencia. El matador de toros valenciano Román fue corneado de gravedad en el tercio inferior de la pierna izquierda, en la primera corrida de la Feria de Abril de Sevilla cuando pasaba de muleta al toro de su presentación en la Maestranza. Tras ser intervenido durante más de una hora en la enfermería de la plaza, fue trasladado a la Clínica Santa Ana para seguir estudio angiográfico.

La alarma inicial ante lo mucho que sangraba fue cediendo cuando se comprobó que recuperaba el pulso en el pie. El parte médico habla de una cornada en la cara anterior de la pierna izquierda, región pretibial, en una extensión de 15 centímetros con dos trayectorias, una ascendente y otra posterior, que lesiona musculatura pretibial alcanzando el espacio posterior donde lesiona estructura vascular venosa. Ante la imposibilidad de constatar con certeza lesión arterial y tras completar hemostasia satisfactoria y aun comprobando la existencia de pulso arterial distal, se queda pendiente comprobación mediante prueba complementaria.

El toro de la ganadería albaceteña de Las Ramblas, de pelo melocotón, que saltó ayer en tercer lugar, fue manso y descarado de cuerna. Se le picó discretamente y se lucieron los hombres de Román, saludando en banderillas Raúl Martí y El Sirio. El toro llegó sin celo a la muleta, en información de Carlos Crivell en Aplausos. Román comenzó su faena con garbo llevándoselo al centro del albero.

El torero fue intervenido durante más de una hora en la enfermería de la plaza Román estuvo cuatro semanas de baja tras la cornada en la Feria de Fallas

Allí lo toreó con la derecha sin posible ligazón ante la falta de entrega del toro y cuando trataba de cerrar una serie de naturales le prendió, infiriéndole una cornada en la pantorrilla izquierda de la que manaba abundante sangre cuando lo trasladaban a la enfermería. El toro lo remató Curro Díaz de media estocada.

Raúl Martí, banderillero de confianza del diestro, que llegó presto al quite, en declaraciones a Las Provincias se mostraba consternado ante el infortunio de su matador. «Nos han dicho que la cornada es fuerte, que rodea el hueso y aunque dicen que es limpia le ha afectado alguna vena y por eso le han tenido que intervenir durante hora y media», explicaba. La faena comenzó muy bien, siguió explicando Raúl, que señaló que el toro había perdido la vaina del pitón que le hirió y se había quedado por ello tremendamente astifino. «En un natural el toro se paró a medio recorrido, Román aguantó, quiso obligarle a pasar y fue cuado alargó el cuello y le prendió con mucha violencia».

La corrida quedó a partir de ese momento en un mano a mano, en el que Curro Díaz dio vuelta al ruedo en los dos toros de su lote, siendo silenciado en el que mató por Román; y Pepe Moral cosechó silencio, oreja y silencio.

Román volvió el pasado sábado a los ruedos tras la cornada de las pasadas Fallas. Lo hizo con éxito final. Dos orejas y salida en hombros con sus compañeros, Eugenio de Mora y Juan del Álamo. Sucedió en Toledo en una tarde dura, fría e inclemente.

Tras la cogida en Valencia, Román estuvo cuatro semanas de baja. Tras la cornada de Sevilla, el matador deberá de guardar reposo de nuevo.

Fotos

Vídeos