Román continúa en la UCI tras la grave cogida en Sevilla

Román ante los pitones del toro el pasado domingo. / efe
Román ante los pitones del toro el pasado domingo. / efe

La evolución de la cornada es buena y se calcula que podrá volver a torear en un mes

J. L. BENLLOCH VALENCIA.

Román, herido de gravedad este domingo en la plaza de toros de Sevilla, permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Ángela Viamed de la capital hispalense. El diestro ha recibido la visita del especialista en cirugía vascular, quien ha comprobado que la vascularización de la pierna izquierda es correcta. Anoche a la hora de cerrar esta edición las impresiones que manifestaban los médicos eran de optimismo y prudencia. La respuesta en el postoperatorio está siendo muy buena, el torero se mostraba muy animado pero según las fuentes médicas, hay que esperar las próximas veinticuatro horas para comprobar la evolución.

El doctor Octavio Mulet, jefe del equipo médico de la Maestranza, explicó a la revista 'Aplausos' que «la cornada ha sido muy amplia y ha llegado hasta la parte posterior de la rodilla. El domingo por la noche se le realizó un Angio-TAC, que nos confirmó que el riego por la tibial anterior era adecuado. La tibia estaba demudada por completo. El paquete vascular tibial posterior estaba destrozado, pero la arteria tibial anterior ha suplido de forma perfecta el riego de la pierna, así como las colaterales. Se le ha levantado de la cama y ha apoyado la pierna. Mañana, por hoy martes, será sometido a una Eco-Doppler que nos dará una buena muestra de la situación del estado vascular de la pierna. Esperemos que pueda salir hoy de la UCI».

Aunque no hay plazos para una recuperación completa y su vuelta a los ruedos, un plazo lógico sería un mes o mes y medio «aunque los toreros ya se sabe» dicen los médicos consultados. No obstante el diestro tiene la mirada puesta en el día 21, fecha en la que está anunciado en la plaza ecuatoriana de Riobamba, opción que el entorno del torero da por descartada y todos miran como objetivo realista la reaparición en la feria de San Isidro de Madrid siempre y cuando la recuperación muscular de la pierna sea la optima.

Román se mostraba ayer especialmente optimista y alegre con los familiares y apoderados que le visitaron dentro del estricto horario de visitas al que está sometido en la UCI. Las continuas muestras de interés que le llegan por los más diversos conductos de los compañeros y amigos, incluidas las principales figuras del toreo, le hacen sentirse feliz y uno más de ellos. Su apoderado Nacho Lloret, manifestó a LAS PROVINCIAS, que le ve más fuerte moralmente que tras el percance de Valencia: «Ayer mismo estaba empeñado en viajar a Madrid aunque fuese con una ambulancia, opción que desaconsejaron los médicos, por lo que permanecerá en Sevilla hasta que el traslado sea más cómodo y seguro». Su mayor preocupación además de los plazos para volver a torear, es el aburrimiento que le provoca la soledad de la UCI, aunque pese a tenerlo prohibido ha logrado disimular el teléfono móvil en el neceser y en cuanto puede, disimuladamente, consulta lo que se dice de él en los medios, así que aprovechamos para mandarle un saludo desde Las Provincias que seguro leerá en la web ¡Román, vuelve pronto!.

Fotos

Vídeos