El resurgir de los Baños del Almirante

Los Baños del Almirante se pueden visitar de martes a domingo. / irene marsilla
Los Baños del Almirante se pueden visitar de martes a domingo. / irene marsilla

El céntrico edificio recibe cerca de 24.000 visitantes en 2017Cultura ultima una web sobre el inmueble histórico, que gestiona desde octubre de 2016

N. CAMACHO VALENCIA.

Los Baños del Almirante, el céntrico inmueble histórico de Valencia, ha vidido en 2017 su propio resurgir, un año en el que recibió cerca de 24.000 visitantes. El edificio, aunque pertenece a la conselleria de Hacienda, está gestionado por Cultura desde octubre de 2016, dos meses después de que el Consorcio de Museos decidiera que dejaba de programar exposiciones allí por no poder asumir los gastos derivados de las muestras.

Según fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS, de enero a diciembre de 2017, 24.000 personas descubrieron los secretos de un edificio que fue construido entre 1313 y 1320 y que ha funcionado como establecimiento balneario durante casi 650 años, hasta 1959.

En este sentido, de esos 24.000 visitantes, más de 15.000 eran valencianos y cerca de otros 1.500 provenían de otros rincones de España. El resto, llegaron mayoritariamente de países como Reino Unido, Francia e Italia. El mes que los Baños del Almirante recibió un mayor número de público fue octubre, donde cinco mil personas se acercaron a disfrutar de este enclave único. Además, para cerrar el año, en diciembre, unas 2.300 personas se acercaron al inmueble.

La conselleria de Cultura tomó las riendas del edificio en octubre de 2016 después de que los Baños fueran clausurados en agosto de ese mismo año. El director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, aseguró en ese momento que la entidad no podía «asumir partidas de gasto que no le corresponden». «Estamos dispuestos a dotarlo de uso cultural, pero no podemos afrontar el gasto de mantenimiento, de personal y de limpieza del edificio porque es una transferencia de responsabilidad inaceptable. No podemos asumir partidas de gastos que no nos correponden», explicaba sobre la gestión de un espacio que había acogido desde la exposición 'Valencia, años 30. Archivo fotográfico Agencia EFE' hasta la exhibición de creaciones del diseñador Álex Vidal.

Tras recuperar la gestión del espacio, el departamento que dirige Vicent Marzà está ultimando ahora los detalles de una web en la que se recoja la información de este inmueble, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993.

Los Baños del Almirante es una construcción medieval destinada a baño público. La fecha de fundación se sitúa en 1313, cuando el caballero Pere de Vila-Rasa obtiene licencia del rey Jaime II para construirlo en un solar de su propiedad. Tiene una distribución similar a la del baño árabe de vapor o 'hammàm': vestíbulo o sala de descanso; tres estancias abovedadas (sala fría, templada y caliente), que se corresponden con la zona húmeda y calurosa del baño; letrinas y sala de la caldera. En el siglo XIX los diferentes propietarios del baño efectuaron importantes obras de renovación del inmueble y dotaron al edificio de un aspecto orientalizante con la construcción del arco de entrada y la decoración interior. En 1985 la Generalitat compró el edificio y en 1999 decidió acometer la rehabilitación dirigida por Julián Esteban Chapapría. Las obras de recuperación, a cargo de la dirección general de Patrimonio, se iniciaron en 2001 y finalizaron en 2005. Se invirtieron 160 millones de pesetas (más de 900.000 euros).

Fotos

Vídeos