Rafaelillo, Alberto Gómez y Román, hoy con los 'cuadris'

El triunfador de la anterior Feria de Julio aspira esta tarde a revalidar su éxito

ÁNGEL BERLANGA VALENCIA.

«A Valencia siempre vamos con ilusión; y más a la Feria de Julio, en la que hemos triunfado en varias ocasiones». Quien habla es Fernando Cuadri, ganadero que este domingo pondrá en liza sus toros en el festejo que abrocha la Feria de Julio. «La de este año es la mejor corrida que hemos llevado a Valencia, al menos sobre el papel. Primero porque tiene mucho trapío, es seria, está muy cuajada y hecha; y segundo porque van toros de mucha confianza, de familias importantes como la de los militares, los trenes, los zapateros o la agricultura, que es la reata más premiada que hemos tenido en casa», expresa optimista. Sin embargo, Cuadri también quiere ser cauto y recuerda que todos esos buenos indicios «tampoco son garantía de nada, al menos en el toreo, donde tantos factores juegan su suerte».

Rafaelillo abrirá la terna. El murciano conoce de primera mano lo que es triunfar en Valencia. «Es una plaza en la que siento un cariño especial, me siento realmente querido y, además, en los últimos años he tenido la suerte de vivir cosas muy importantes como torero, disfrutando, sintiéndome y pudiendo sacar lo mejor de mi tauromaquia». El diestro, que presenció la corrida de ayer desde un burladero de callejón, ha cuajado grandes tardes en Valencia con reses de Cuadri, precisamente. «Es una ganadería única y con una personalidad muy marcada. Fernando y su familia han conseguido crear un encaste propio con un toro totalmente distinto a todos los demás por su morfología, por su comportamiento, por sus reacciones y su manera de embestir», avanza.

El cartel cuenta también con dos matadores de toros valencianos, Alberto Gómez y Román. El primero regresa más de dos años después de su última actuación en esta plaza: «Espero poder pegarle quince pases a cada toro y que salgan las cosas lo mejor posible. No me planteo nada en cuanto a número de orejas porque pienso que eso te rompe los planes, aunque es obvio que sin goles no se ganan los partidos», expresa.

Entre tanto, Román llega con la intención de revalidar el título de triunfador de la última Feria de Julio: «Siempre es un orgullo torear en Valencia y hacerlo en Julio me motiva especialmente porque todas las veces en las que lo he hecho he salido a hombros, así que espero no romper la racha. Todos sabemos que Cuadri es un hierro exigente, nada fácil, pero espero que se deje algún toro y pueda cuajarlo». Asimismo, confiesa: «Reconozco que me están faltando triunfos de puerta grande por culpa de la espada, pero estoy toreando en plazas importantes y estoy más hecho. Sinceramente, ahora es cuando mejor me encuentro, así que espero poder demostrarlo en mi plaza».

Fotos

Vídeos