Rafael Armengol juega con los colores en el claustro de La Nau

El claustro de la Nau. / irene marsilla
El claustro de la Nau. / irene marsilla

El centro cultural inaugura también una exposición que recorre los 40 años del festival Ensems

AGENCIAS

valencia. El pintor valenciano Rafael Armengol inauguró ayer la exposición 'El juego del color', una intervención que transforma el Claustro de La Nau de la Universitat de València (UV) en un tablero de juego en el que el creador experimenta con su «luz propia» e interpretar el método cromático de Juan Lluís Vives.

La instalación de gran formato cuenta con siete grandes paneles de metacrilato, situados entre las columnas del claustro, que muestran la gama de colores extraída a partir de distintas intensidades de los tres colores primarios: rojo, amarillo y azul.

Estas vidrieras estarán acompañadas por dos lienzos de Armengol sobre la figura de Juan Lluis Vives, tratando de seguir su método cromático; mientras que la primera planta del Claustro muestra tres grandes mosaicos, de tres por tres metros, con la imagen de la ampliación de la obra de Tiepolo, 'Joven con mandolina', con diferentes resoluciones de cuadrícula. La muestra, que permite acercarse a cómo trabaja el color el artista de Benimodo, se ha realizado ex profeso para este espacio.

El comisario de la exposición, Martí Domínguez, considera que Armengol ha construido su trabajo sobre la teoría del color de Newton y sobre la idea de la «visión de la imagen en los mass media». Por ello el proyecto se completa con la proyección de un audiovisual donde, tanto él mismo como Armengol, relatan la teoría del color y su aplicación pictórica, en una instalación que tiene como objetivo «animar al público a adentrarse en la naturaleza del color».

Por otra parte, el centro cultural también presentó la muestra 'Tal como suena. Ensems, 40 años (1979-2018)', que refleja la evolución de la música contemporánea a través de Ensems y la trayectoria del festival mediante carteles, fotografías, grabaciones sonoras y audiovisuales.

La exhibición está planteada como una «retrospectiva», pero no sigue un orden cronológico, y pretende «poner de relieve» el «destacado» papel del certamen español más antiguo, entre los dedicados a la música contemporánea y de vanguardia, en el contexto nacional e internacional.

Fotos

Vídeos