Del pupitre al mapamundi, la escuela valenciana de toda la vida

Piezas de la exposición 'Escoles i Mestres. Dos siglos de historia y memoria valenciana'. /EFE
Piezas de la exposición 'Escoles i Mestres. Dos siglos de historia y memoria valenciana'. / EFE

Una muestra repasa en La Nau con 400 piezas dos siglos de enseñanza

MARTA BALLESTERValencia

El premio Pulitzer Mark Van Doren decía que «el arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir» y el Centre Cultural La Nau inauguró ayer una exposición que impulsa un viaje por dos siglos de enseñanza que revela la evolución de la educación en la Comunitat Valenciana ayudando así a la ciudadanía a entender «de dónde venimos y hacia dónde vamos».

La muestra que lleva por nombre 'Escoles i Mestres: dos siglos de historia y memoria valenciana' supone un homenaje a la figura del maestro, pero sobre todo significa una vuelta a la escuela, ya que a través de sus 400 documentos «cada uno será capaz de recordar su propia historia, porque la escuela constituye la experiencia compartida más universal», subrayó el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño.

Entrar en la sala es recuperar en la memoria los recuerdos de la escolaridad al ver los pupitres de madera, el cuestionario oficial para el examen de revalida o los cuadernillos Rubio que allí se pueden encontrar. La intención es recobrar la impresión educativa de cada época, bien con obras de arte, como la pintura de Jan Josef Horemans, de finales del siglo XVIII que refleja a un maestro abofeteando a un alumno y ha sido cedida por el Museo del Prado, o bien con fotografías y audiovisuales de la incorporación de la mujer al colegio; con documentos legales, carteles y libros oficiales prestados desde el Museo de Historia que muestran las distintas leyes de educación a lo largo de los tiempos; con instrumentos científicos o con bastidores de tela bordada con punto de cruz que chocan frente a los juegos didácticos actuales.

«La escuela constituye la experiencia compartida más universal», subraya el vicerrector de cultura

Todo ello se encuentra expuesto en un recorrido dividido en seis etapas: 'Los orígenes' en el siglo XIX; 'Las exigencias de dignificación profesional' con la llegada del siglo XX; 'El impulso democratizador y modernizador de la II República'; 'Los efectos y realidades de la postguerra'; 'La nueva racionalidad del desarrollismo y la tecnocracia'; y 'El tiempo de la transición democrática'. Una mirada reflexiva a los contextos, los procesos y los recursos donde «se verán los tropiezos, los aciertos y los problemas que ha tenido la institución escolar en Valencia», confesó el comisario de la exposición, el profesor de la Facultad de Magisterio de la UV, Óscar Barberá.

Además, el decano de la Facultad de Magisterio de la Universitat, Manuel Monfort, quiso destacar que dentro del contenido de la exposición se muestra «cómo la escuela nace en un momento en el que existe un deseo de controlar lo que es el oficio de maestro usándolo como instrumento politizador».

Esta exposición quiere llevar su mensaje de «superación y progreso» más allá, por eso estará abierta a los colegios a los que ofrecerá talleres didácticos para los cursos de infantil, secundaria e universidad, y sus organizadores trabajarán para conseguir que sea una muestra permanente en un museo que ensalce la cultura educativa. El Vicerrectorado de Cultura e Igualdad y la Facultad de Magisterio de la Universitat quieren culminar así el 150 aniversario de los estudios femeninos de maestro en Valencia, el primer proyecto público y no religioso en el que las mujeres podían matricularse libremente para cursar estudios de Magisterio.

Fotos

Vídeos