«El público va respondiendo»

«Desde hace años, en Valencia hay una oferta muy grande y el público va respondiendo». Este es el diagnóstico del responsable de una de las salas más relevantes en la escena local. De Rueda pone el acento en el equilibrio entre los riesgos de traer a un grupo internacional potente y las ofertas «más cercanas al ocio y al puro entretenimiento». Recuerda que antes de Sona La Dipu existía un circuito de rock continuado por salas y reclama a las instituciones que en vez de competencia, aprovechen la oferta local y «den vidilla a las salas». También rechaza frontalmente las subvenciones: «Cuando hay dinero, es fácil caer en amiguismos».

Fotos

Vídeos