Las Provincias

Los Goya, en femenino

vídeo

/ Virginia Carrasco

  • La trigésima edición de los premios Goya marca un hito en cuanto a la presencia femenina, con un total de once directoras optando a un galardón

Dos mujeres compiten este año por el premio a la mejor dirección y a la mejor película, con dos películas protagonizadas además por mujeres que compiten a su vez por el premio a la mejor interpretación femenina. Se trata de las directoras Isabel Coixet y Paula Ortiz, foco de atención en la presentación de los nominados a los premios Goya de esta edición. Coixet dirige a Juliette Binoche en 'Nadie quiere la noche', un peculiar melodrama existencial, reconocido con nueve candidaturas, que narra el viaje al Polo Norte emprendido por una mujer occidental dispuesta a reunirse con su marido explorador en el extremo más septentrional del eje de la Tierra; mientras que Paula Ortiz firma 'La Novia', la gran sorpresa del año con doce candidaturas, entre ellas la de mejor actriz protagonista para Inma Cuesta. Una personal adaptación de 'Bodas de sangre' con la que la directora ha sorprendido tras debutar hace cuatro años con 'De tu ventana a la mía'.

No son las únicas. La trigésima edición de los premios Goya marca un hito en cuanto a la presencia femenina, con un total de once directoras optando a un galardón. Su aspiración, más allá de llevarse a casa el premio, pasa por convertir la presencia de las mujeres en los puestos relevantes de la industria en algo habitual, en un tema que no genere titulares y responda a la normalidad, superando los últimos datos de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) que señalan que apenas el 8% de las películas de los últimos años fueron dirigidas por una mujer o que poco más del 20% tuvieron a una mujer en la producción, por poner dos ejemplos.

El palmarés de los premios Goya no es sin embargo tan desalentador como podría suponerse, comparado al menos con el de los Oscar, en los que Kathryn Bigelow se convirtió en 2010 en la primera mujer en la historia en ganar un premio de la Academia de Hollywood a la mejor dirección. En las 29 ediciones celebradas hasta ahora de los Goya, tres mujeres han ganado el premio a la mejor dirección. La primera fue Pilar Miró por 'El perro del hortelano' en 1996; la segunda, en 2003, Icíar Bollaín por 'Te doy mis ojos' y la tercera, en 2005, Isabel Coixet por 'La vida secreta de las palabras'. De hecho, Miró ya estuvo nominada en la primera edición, en 1986, por la película 'Werther' y en 1991 por 'Beltenebros'.

Los datos mejoran en el apartado de nominaciones, con la presencia de mujeres en la mayoría de las ediciones. Tras Miró, la siguiente nominación de una mujer en dirección fue para Josefina Molina por 'Esquilache' en 1989. No se lo llevó pero fue galardonada con el Goya de Honor en el año 2011. También estuvo nominada Gracia Querejeta en 1999 por 'Cuando vuelvas a mi lado' y, años después, en 2013, por '15 años y un día'.

En 2003, cuando Icíar Bollaín se llevó el premio, competía además con Isabel Coixet por 'Mi vida sin mí'. Bollaín también estuvo nominada por 'Mataharis' en 2007, una edición en la que también estuvo nominada Gracia Querejeta por 'Siete mesas de billar francés', y en 2010, cuando presentó 'También la lluvia'. En total, Icíar Bollaín ha estado nominada como directora cuatro veces, tres en la categoría de mejor dirección y una en la de dirección novel y en total tiene tres premios Goya: mejor dirección, mejor película y mejor guion.

Por su parte, Pilar Miró ha estado nominada tres veces a la mejor dirección y se ha llevado uno, además del premio al mejor guion. Gracia Querejeta ha estado nominada tres veces a la mejor dirección pero no logró llevarse ningún premio a casa. Isabel Coixet ha estado nominada tres veces, dos como directora y una como novel. Se llevó uno a la mejor dirección, además del obtenido por mejor película y otros dos por el mejor guion.

En dirección novel, cuatro directoras se han llevado a casa el Goya. La primera edición ya premió a una mujer, Ana Díez, por 'Ander eta Yul' en 1989. Competía además con Cristina Andreu e Isabel Coixet. También la segunda edición tuvo premio en femenino para Rosa Vergés por 'Boom, boom'. El siguiente premio llegó en 2003 para Ángeles González-Sinde por 'La suerte dormida' y, en 2009, para Mar Coll por 'Tres días amb la familia'. En 2010 estuvo nominada Juana Macías por 'Planes para mañana'.

A los nombres de siempre se suma una oleada de nuevas cineastas que asumen proyectos de importancia, como Leticia Dolera, que salta al otro lado del objetivo para dirigir 'Requisitos para ser una persona normal', una comedia con la que ha obtenido tres nominaciones: mejor dirección novel, mejor actor revelación (Manuel Burque) y mejor montaje (David Gallart). El tiempor dirá si la ópera prima se traduce en una segunda película, como ha sucedido con Juana Macías, que ha estrenado -ya en 2016- 'Embarazados', cuatro años después de ser nominada como directora revelación por 'Planes para mañana', o incluso emular el ejemplo de Paula Ortiz, que tras su debut cuatro años antes ha logrado acaparar toda la atención de esta edición con 'La Novia'.