El precio de ser actor

La patronal y los profesionales del sector firmaron ayer el convenio. / lp
La patronal y los profesionales del sector firmaron ayer el convenio. / lp

El documento que regula el sector establece desde 200 euros al día para el protagonista hasta los 130 del reparto

M. BALLESTER/N. CAMACHO VALENCIA.

Los actores y actrices valencianas ya tienen, desde ayer, un documento oficial que regule su actividad profesional. El convenio fue firmado entre la conselleria de Cultura, la Associació d'Empreses d'Arts Escèniques del País Valencià (Avetid), la Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV) y distintos representantes sindicales. En él se regulan aspectos como lo que debe cobrar un intéprete por ensayo, por función o las dietas que debe percibir.

Las cifras son variadas. Un rol protagonista supondrá hasta 200 euros por bolo para el intérprete mientras que un primer papel o uno secundario se pagará a 180 y 160 euros, respectivamente. Si se forma parte del reparto, es decir, personajes que no superen las cinco líneas de texto pero que posean un importante presencia escénica serán recompensados con 130 euros por función. Finalmente, se pagarán hasta 105 euros por una breve intervención.

Este primer convenio, que según los profesionales valencianos, ha tardado más de 20 años en llegar, divide a las compañías en dos grupos. En el primero, constan aquellas que reciban ayudas públicas anuales a la producción y gira de más de 8.000 euros a partir de 2019 o de más de 9.000 en este año. Las producciones infantiles, por su parte, estarán en el segundo grupo junto a aquellas que no alcancen estas cifras.

El documento marca también hasta lo que debe recibir un profesional si se desplaza en su vehículo o lo que cobrará por las dietas. Desde seis euros si sólo es el desayuno a los 42 si se incluyen todas las comidas.

Los ensayos también tienen un precio fijado de 50 euros al día o 1.440 si se realizan en un mes completo. Es más, los profesionales de las artes escénicas que pertenezcan a esa primera categoría tendrán un sueldo de 2.500 euros -si tienen un papel protagonista- cuando tengan el mismo contrato para una produccion que esté una temporada en una misma plaza. Las cantidades bajan hasta los 1.500 si se trata de una breve intervención.

El convenio marca unos mínimos, no unos máximos. Son las condiciones básicas con las que el sector debe manejarse a partir de ahora. Para el presidente de la AAPV, Ximo Solano, la tardanza de la firma de este acuerdo se relaciona con la «disolución total del sector» debido a «circunstancias no solo políticas, sino también sociales» en la Comunitat Valenciana. «Han hecho falta 20 años», reconoció, para insistir en la importancia de «mirar al futuro y correr el doble a partir de ahora».

Bajo el mismo prisma, la presidenta de Avetid, María Ángeles Fayos, recordó los años de «crisis y precariedad en los escenarios valencianos» y abogó por mirar al presente con «optimismo», mediante un convenio que espera que siente un precedente en la profesión.

Finalmente, el conseller de Cultura, Vicent Marzà, afirmó que desde el minuto cero se aplicará el convenio porque «hemos de dar ejemplo», al mismo tiempo que «deseamos y trabajar de manera colectiva para que el sector viva en condiciones dignas».

Más

Fotos

Vídeos