Ponce conquista su quinta Catedral de Manizales

Ponce con su Catedral. /
Ponce con su Catedral.

El trofeo al torero revelación de la feria fue para Román

Enrique Ponce se ha proclamado triunfador absoluto de la recién finalizada Feria del Café en Manizales. Los jurados le han concedido los dos principales trofeos que se conceden, la réplica en oro de la Catedral, que está considerado como el galardón oficial y que conquista por quinta vez en su carrera, y el trofeo 'Voceador' que otorga el periódico La Patria. La buena racha del valenciano es una eternidad, una semana antes se había proclamado triunfador de la Feria de Cali, por lo que le fue concedido el Trofeo Señor de los Cristales, el tercero de su carrera. Por su parte Román, que optaba a todos los premios de Manizales desde su gran faena la tarde de la apertura ferial, finalmente ha sido distinguido por la agrupaciónTauro Joven como torero revelación por haber abierto la puerta grande en la tarde de su debut. Hoy torea en Bogotá, donde cumpliendo la tradición confirmará la alternativa. Ponce actuará en esa misma plaza el domingo 28 de enero.

La tarde de Ponce en Manizales, a plaza llena, 14.000 espectadores, ha sido de las más redondas que se recuerdan en aquel coso. Toreaba mano a mano con El Juli, indultó a su primero, del que le concedieron dos orejas simbólicas, cortó las dos orejas de su segundo y dio la vuelta al ruedo en su tercero tras fallar a espadas y, lógicamente, salió en hombros. Por todo ello los cronistas agotaron los calificativos elogiosos.

Canario, el toro número cincuenta de los indultados por el chivano a lo largo de su carrera, con el hierro de Ernesto Gutiérrez se ha recuperado perfectamente y ya pasta en la finca. A este le hizo faena de sometimiento, su segundo trasteo tuvo más templanza y con él desarrolló todo su repertorio, y finalmente en su tercero toreó al natural de rodillas con una pausa deslumbrante antes de fallar a espadas.

Fotos

Vídeos