La política vuelve al MuVIM

Retratos de reyes africanos y el fotógrafo Alfred Weidinger. / damián torres

La exposición 'Les imatges del poder' reflexiona sobre cómo la pintura y la fotografía reflejan a los poderosos | Casi cien obras sirven para repasar la iconografía de monarcas, dictadores y líderes, como Felipe V, Franco, Rita Barberá, Ximo Puig y Juan Roig

CARMEN VELASCO VALENCIA.

El poder no es lo que era. Basta ver la última portada de 'The New Yorker' sobre Donald Trump para evidenciar un día más que los poderosos (en su mayoría, hombres) no controlan afortunadamente las imágenes que se propagan de ellos. Desgraciadamente, no siempre fue así. Desde los orígenes de la Humanidad, la autoridad (feudal, militar, política, social, etcétera) ha querido dominar su reflejo en lienzos, esculturas, monedas y fotografías. El MuVIM indaga en la iconografía del poder en la muestra que ayer inauguró. La exposición 'Les imatges del poder' pretende ser una invitación a reflexionar sobre cómo se refleja visualmente el poder. Lo hace de la mano de la historia más cercana (la local y autonómica) pero sin desdeñar lo global (sí, está Trump) y con la ayuda del arte, que desde siempre ha contribuido a modelar la realidad y moldear a los poderosos.

La exposición toma su punto de partida en el siglo XIX pero llega hasta la actualidad. Con 'Les imatges del poder' la política valenciana del presente vuelve a entrar en el MuVIM. La última vez que lo hizo fue censurada. Se retiró la exposición 'Fragments d'un any (2009)' y dimitió Román de la Calle. La traca política-cultural explotó en marzo de 2010. Siete años después las imágenes de los políticos vuelven a colgar de las paredes del MuVIM. «Esta exposición no viene a sacar ninguna espinita», aseguraron tanto el director del centro como Xavier Rius, diputado de Cultura.

Sea como fuere, la exposición demuestra otra vez que el poder ha perdido el monopolio de la imagen propia. El MuVIM solicitó a cinco periodistas especializados en información política la selección de instantáneas. Juan Carlos Ferriol, jefe de Política en LAS PROVINCIAS, eligió dos: una en la que aparece Rita Barberá y Francisco Camps sosteniendo la copa de la America's Cup en 2017 (de Damián Torres) y una segunda sobre la manifestación contra la política sobre la enseñanza concertada del actual conseller de Educación, Vicent Marzà (de Manuel Molines).

En la selección de instantáneas a cargo de los periodistas figuran Alfonso Rus, que presidía la Diputación de Valencia cuando se programó 'Fragments d'una any'), Alberto Fabra, el president Ximo Puig y el empresario valenciano Juan Roig. El poder no sólo es político. Company defendió que el MuVIM dejó total libertad a los profesionales. Ni marcó directrices ni censuró.

Pero más allá de la clase política actual, la muestra, que arranca con las fotografías de los monarcas de África a cargo de Alfred Widinger, es un ejercicio sobre los fondos patrimoniales valencianos vinculados a las personas que en algún momento gobernó en la Comunitat o el país. Así, destacan obras emblemáticas como una reproducción del retrato cabeza abajo de Felipe V (1720), de José Amorós -que se exhibe cuando se cumplen 310 años de la derogación de los fueros valencianos-; una semblanza de Franco realizada por José Segrelles en 1957 contrapuesta a otra pintada por Luis Dubón en 1952, o la pintura de José Antonio Perelló Morales, presidente de la Diputación durante 1971-74, de civil y sin atributos de poder (vara de mando, fajín, medallas, etc). Se han descolgado piezas del Palau de la Generalitat y del Palacio dels Scala para la exposición, en la que también colaboran el Museo de Bellas Artes de Valencia, la Complutense de Madrid y la Universitat de València.

En la exposición, que estará en cartel hasta el próximo 15 de octubre, la mayoría de pinturas, instantáneas y piezas tienen rostro de hombre. E incluso en el caso de los niños, como Aylan Kurdi, que murió ahogado en 2015. El poder tiene su peor reflejo entre los desfavorecidos.

Fotos

Vídeos