Las pinturas de la capilla de la Comunión de San Nicolás recuperan su esplendor

Restauración de los lienzos de San Nicolás. / Lp
Restauración de los lienzos de San Nicolás. / Lp

Las obras de restauración de los lienzos de San Bartolomé, Santa Lucía, San Juan y San Francisco Javier se encuentran en su tramo final

EP

valencia. Las obras de restauración de la capilla de la Comunión de la Parroquia de San Nicolás de Valencia, conocida como la 'Capilla Sixtina valenciana' se encuentran en su tramo final, tras ocho meses de trabajo, en los que las pinturas, dorados, estucos y lienzos están «recuperando todo su esplendor», gracias a la intervención tanto estructural y arquitectónica, como pictórica y ornamental, coordinada por el Instituto de Restauración del Patrimonio (IRP) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). El proyecto, que ha sido tutelado por el arquitecto y profesor de la UPV Carlos Campos, ha sido posible gracias al trabajo conjunto entre esta universidad y la Parroquia de San Nicolás, con la colaboración de la Fundación Hortensia Herrero.

Estos días, en los talleres de la Unidad de Pintura de Caballete y Retablo del IRP, se está ultimando la restauración de cuatro lienzos. El primero de ellos se trata de un San Bartolomé de gran formato, anteriormente catalogado como un San Pedro, y los investigadores del IRP creen que «puede tratarse de un antiguo lienzo bocaporte», informó ayer la universidad. La segunda pintura es una representación alegórica de Santa Lucía que «permite descubrir las pautas a nivel de estudios de anatomía, proporciones e iconografía de la época». El tercero es un lienzo de San Juan, inspirado en un grabado del pintor francés Le Brun; y la última pintura un San Francisco Javier de pequeño formato en la que la intervención ha sido «mínima».

«En todas ellas llevamos a cabo un trabajo íntegro de restauración, revisando también el estado del soporte. En aquellos casos en los que ha sido necesaria una reintegración de color, utilizamos diferentes técnicas, como estucos para nivelar, colores específicos que sean reversibles, técnicas que permiten distinguir la parte original de la parte intervenida», explicó Vicente Guerola, investigador del IRP.

Además de estas obras, el equipo coordinado por el profesor Guerola restauró hace un año antiguo estandarte que se utilizaba en Valencia contra la peste, obra de Jerónimo Jacinto Espinosa, uno de los máximos exponentes del tenebrismo valenciano.

Fotos

Vídeos