Pepe Moreno, diseñador: «Me parece natural expresar el arte a través de las tres dimensiones»

Pepe Moreno, en Les Arts.
Pepe Moreno, en Les Arts. / Irene Marsilla

El valenciano ha desplegado sobre tierras americanas todo su ingenio, gracias al cual se ha convertido en un afamado creador

AMPARO BELTRÁN VALENCIA.

Pepe Moreno. Valenciano expatriado desde hace cuarenta años, cuando llegó a Estados Unidos en 1977, solo tenía 23 años y llevaba un portafolio debajo del brazo. El cómic, los videojuegos y el diseño gráfico son los pilares de su carrera profesional. Las playas de Valencia, una de las pasiones del ilustrador, lucen en el videojuego 'Beach Head 2020' que estrenará el próximo octubre. Su último trabajo en Valencia ha sido recrear a la soprano Lucrezia Bori, quien ha protagoniza el cartel de la temporada pasada de Les Arts.

-¿Por qué se fue a Estados Unidos?

-Acabé la mili, que te forja como individuo, pero salí rebotado. Después estuve dos años de 'dj' en la discoteca 'La Barraca', donde perdí el centro de gravedad: de dónde vienes y adónde vas. Aquí estaba todo el mundo casándose y comprándose pisos. Y yo soy una persona muy impaciente y Estados Unidos no es monolítico. Decidí irme y allí encontré mi destino, donde volví a nacer.

-¿Cómo inventa esas máquinas que aparecen en los juegos?

-Con la mano. Y luego se construye en 3D. Una de las cosas que no se pierde es el poder dibujar, el poder expresar tus ideas en papel. Esa es la manera más rápida de dárselo a entender a otra persona. Los videojuegos tienen un poder brutal porque estoy seduciendo todos los sentidos. Yo puedo poner lo que quiera en la cabeza de millones de personas.

-¿Y en qué se inspiró para diseñar Lucrezia?

-La ópera es drama y quería que tuviera un sentido mágico, por eso lleva cosas flotando en la mano. La idea fue hacer la misma imagen para que la gente se acordara pero cambiándole el color del vestido y los símbolos de la mano. Era cuestión de hacer una repetición sin repetir y crear expectación entre el público.

-Creó 'Batman: Justicia Digital', el primer libro de impresión digital.

-Batman es una historia bastante fuerte. Fue el primer libro que hizo separaciones de color, que posteriormente se vendieron a Photoshop en un momento dado. Fue una audacia total y acabó siendo el segundo libro más vendido de la historia en los cómics. Me hice famoso de la noche a la mañana. La gente quería saber cómo lo había hecho. Se imprimió en muchos idiomas.

-¿Se puede adaptar la ópera a la realidad virtual?

-Se podría grabar completamente para que la gente tuviera acceso a través de una librería de óperas. La ópera la ves una vez y se acabó. Si se grabara para videojuego, la persona podría ponerse las gafas y disfrutarla incluso desde muchos puntos de vista. Así estás multiplicando las posibilidades a la gente, e incluso se podría presentar la ópera como un juego. Es cuestión de medio y forma.

-¿Cómo surgió su compañía Digital Fusion?

-De eso hace 24 años. Me compré uno de los tres primeros ordenadores gráficos. Yo ya creía que todo se iba fundir en el formato digital. La idea es que se hace digitalmente y luego se expresa en el formato que quieras.

-Una de sus novelas gráficas, 'Rebel', recuerda a la historia de las Torres Gemelas.

-Al recordarlo, me produce aprensión. El libro se escribió en 1984 y tenía ya 17 años cuando sucedió. La historia pasaba en el 2001, cuando sucedió el atentado. No me creo genio ni me creo mago. Fue pura coincidencia.

-¿Dónde estaba usted cuando sucedió?¿Y qué pensó?

-Estaba en mi casa de Beverly Hills. Pero no me acordé de 'Rebel' porque era bastante antiguo. Y al día siguiente, en la oficina, me cayó como un ladrillo en la cara. Da la casualidad que el primer atentado sucedió de la misma forma que en el libro.

-¿Qué opina de las Fallas?

-Yo me crié con ellas. Estamos haciéndolas por hacerlo porque es una locura económica. Se podría hacer una versión virtual. Las Fallas es la primera impresión 3D que tuve antes de saber qué era. Cuando empezaron los programas informáticos le encontré la gracia. Me parecía muy natural expresar el arte a través de las tres dimensiones. Una de las filosofías de mi vida es que no hay nada lineal ni sustractivo, todo es positivo y multidimensional.

-¿Echa algo de menos de Valencia?

-Las tapas (se ríe). Comparando, Valencia y California tienen la misma luz anaranjada. Me gustaría acabar viviendo aquí cinco veces al año.

Fotos

Vídeos