La película valenciana 'El sueño de las lagartijas' llega mañana a las salas

Un momento del rodaje de 'El sueño de las lagartijas', que mañana llega a 14 salas de toda España. / lp
Un momento del rodaje de 'El sueño de las lagartijas', que mañana llega a 14 salas de toda España. / lp

El cineasta Pedro Pérez-Rosado, que cuenta con un elenco de actores de la Comunitat, lanza una mirada a la clase media devastada por la crisis

N. CAMACHO

valencia. Ha tardado pero el cineasta valenciano Pedro Pérez-Rosado estrenará mañana su última película 'El sueño de las lagartijas'. Se trata, según relata el director a LAS PROVINCIAS, de un retrato de la clase media que, con la llegada de la crisis «se dio cuenta de que había vivido por encima de sus posibilidades». En un claro «homenaje a las personas mayores», aquellas que han sustentado las familias que perdieron su estatus, narra la vida de un policía local que busca ayuda en su madre. Esta, que habla con su marido fallecido, está enferma. Un hecho que oculta a su vástago. «Es una película que juega con los tiempos. En la que se ve a una familia que se desmorona. No sé si es mi mejor proyecto, pero es el reflejo de cómo se funciona en la actualidad en el mundo del audiovisual», cuenta el realizador.

Sin dejar de lado el humor, Pérez-Rosado ha querido que 'El sueño de las lagartijas' centrara el foco en todos aquellos que han visto que «la crisis ha tocado nuestra forma de vivir». Para ello se ha rodeado de un elenco de intérpretes de la Comunitat encabezado por Lola Moltó, Ximo Solano, María Minaya, Abdelatif Hwidar y Pablo Pérez. Completan el reparto Paula Braguinsky, María Muñoz, Empar Canet, Pepe Galotto, José R. Saiz López, Miguel del Río, Vicente Soriano, Teresa Crespo, Vicente Ortolá, Raúl Morillo y Quico Fernández. «Si no hubiera sido por ellos, el proyecto no se hubiera podido rodar, han aceptado las condiciones. Ahora, para estrenar una película tienes que pagar. Si no tienes detrás una gran cadena, es complicadísimo sacar adelante un guion», afirma.

«Es un filme de humor negro, muy dura. Refleja una realidad que ha vivido mucha gente. Yo creo que más que la crisis es el daño que nos hemos hecho a nosotros mismos viviendo por encima de nuestras posibilidades», sostiene el director valenciano.

La cinta, que se ha rodado en la localidad de Sagunto y en el interior de una casa situada en el municipio de Petrer, llega mañana a 14 salas de toda España, tres de ellas de la Comunitat. Ha contado con el apoyo de À Punt, que ha comprado los derechos del proyecto, y con el del Ayuntamiento de Sagunto.

Pero Pérez-Rosado no para de pensar nuevas películas. Ya está inmerso en su próximo proyecto que rodará íntegramente en valenciano. También se quedará en la región, que volverá a acoger su futura cinta. «Tengo a la guionista en casa y, ya sea por edad o por sedentarismo, no quiero moverme de aquí», bromea el autor de otras cintas como 'Wilaya', '7 leguas' o 'Agua con sal'.

Fotos

Vídeos