Una película, un libro y un disco para el Día de la Mujer

Portada del libro 'Mujeres y poder. UN manifiesto', de la escritora Mary Beard./LP
Portada del libro 'Mujeres y poder. UN manifiesto', de la escritora Mary Beard. / LP

'Mujeres y poder. Un manifiesto', de Mary Beard; 'Sufragistas', de Sarah Gavron y con Meryl Streep, y 'Centauros', de Tulsa, propuestas para el 8 de marzo y el resto de días del año

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

Una película para el Día de la Mujer.

No corrí delante de los grises ni tampoco fui a un colegio que segregaba a sus alumnos por sexo. Nací en democracia, pero los derechos y el bienestar que a mi generación nos ha dado venido ha sido porque lo lucharon otras personas por nosotras. El 8 de marzo es un buen día para recordar que no hace mucho en España las mujeres no podían votar. En los títulos de crédito de ‘Sufragistas’, de la cineasta Sarah Gavron, se recuerda cuándo y qué países autorizaron el voto femenino. La película de 2015, que cuenta el caso de Reino Unido a finales del siglo XX, demuestra que son las personas comunes, sin alardes y las que logran vencer o sortear sus miedos las que resultan imprescindibles para conquistar derechos, romper jerarquías establecidas, romper las desigualdades o cambiar la historia. Ellas se organizaron y unieron sus fuerzas para avanzar en una causa común, como sucede hoy con el 8M. La cinta la protagoniza Meryl Streep, que encarna a la sufragista Emmeline Pankhurst. Esta dejó una frase para la historia («No tengo aspecto de soldado ni de prisionero, pero soy las dos cosas») que casa a la perfección con la causa feminista.

Un libro

El primer ejemplo documentado de un hombre diciéndole a una mujer «que se calle», que su voz no había de ser escuchada en público, fue en el comienzo de la ‘Odisea’, de Homero, hace casi tres mil años. Así lo narra Mary Beard en ‘Mujeres y poder. Un manifiesto’ (Editorial Crítica). La Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016 compila sus conferencias en un ensayo de fácil lectura y enorme sabiduría. «Es habitual pensar que las mujeres que ocupan cargos de poder están derribando barreras o apoderándose de algo a lo que no tienen derecho». El lenguaje denota que ellas son ajenas al poder, pero son las estructuras sociales, económicas y culturales las que legitiman la exclusión de las mujeres.

«No es fácil hacer encajar a las mujeres en una estructura que, de entrada, está codificada como masculina: lo que hay que hacer es cambiar la estructura. Y eso significa que hay que considerar el poder de forma distinta; significa separarlo del prestigio público; significa pensar de forma colaborativa; significa pensar en el poder como atributo o incluso verbo («empoderar»), no como propiedad. Me refiero a la capacidad de ser efectivo, de marcar la diferencia en el mundo, del dercho a ser tomado en serio, en conjunto e individualmetne. Es el pdoer en este sentido que muchas mujeres perciben que no tienen, y que lo quieren». Así concluye Beard.

De los silencios del pasado, los rugidos del presente, pero no sólo un 8 de marzo, sino casi todos los días.

Un disco

Las canciones de Tulsa (Miren Iza) hablan de amor, desamor, relaciones personales, amistad, sentimientos... En 2017 publicó ‘Centauros’, donde vuelve a demostrar su talento musical, y la canción que da título al disco hace alusión a la crisis de identidad del hombre. Si algo ha conseguido el feminismo es hacer cuestionar a algunos varones su modelo de masculinidad y su posición respecto a la mujer. La causa igualitaria siempre abre grietas y genera dudas. En ellos y en ellas. Sin distinción.

«Todo el mundo habla mal de ti/

Eso habla muy bien de ti/

Hachas, antorchas, cuchillos, cafés/

No sabes muy bien cómo hacer querer/

No sabes quién eres/

Centauro/

No sabes qué quieres/

Centauro/

Te sientes gilipollas/

Por no poder ser/

Protagonista de una vida hedonista/»

Esta es sólo una parte de la letra de ‘Centauros’, pero la música se hizo para ser oída. Así que mucho mejor que ustedes reproduzcan el último trabajo de Tulsa. Algunas canciones son para ponerlas en bucle, como ‘Venda, vendita, venda’, ‘Amiga’ y ‘Canción’.

Fotos

Vídeos