Cien jardines para pasear con Sorolla

Exposición de Sorolla en el Centro Cultural Bancaja./EFE
Exposición de Sorolla en el Centro Cultural Bancaja. / EFE

La Fundación Bancaja reivindica la madurez artística del pintor a través de paisajes inéditos

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

«Cada año no, pero cada dos ejercicios el Centro Cultural Bancaja ofrecerá una exposición de Sorolla», asegura Rafael Alcón, presidente de la Fundación Bancaja, a LAS PROVINCIAS. La apuesta de la institución por Sorolla se mantiene pese a que el proyecto de que Valencia albergue un museo propio dedicado al pintor, iniciativa de la anterior legislatura, no haya prosperado. La Fundación Bancaja «sigue abierta a que el maestro tuviera una presencia permanente en su tierra», declaró ayer durante la presentación de la exposición ‘Sorolla. Un jardín para pintar’.

Con ‘Visión de España’ se inauguró el remodelado Centro Cultural de Bancaja en 2007 y los paisajes de Sorolla sirven para conmemorar el décimo aniversario de la institución paisajística. El pintor valenciano está en el ADN artístico de la Fundación Bancaja. «Trabajamos para programar una exposición de Sorolla en 2019 y si no pudiera ser para 2020», avanzó Alcón. El pintor valenciano es muy popular y un imán para el público, sobre todo para los turistas.

Sorolla no se acaba nunca. Un ejemplo es ‘Un jardín para pintar’, donde se reúnen 120 piezas paisajísticas que denotan «una riqueza de matices inagotable», en palabras de Consuelo Luca de Tena, directora del Museo Sorolla de Madrid y una de las comisarias de la exposición. El visitante del Centro Cultural Bancaja puede perderse de la mano de Sorolla por el Real Alcázar de sevilla y la Alhambra de Granada, pero también por el jardín que él diseñó para su casa madrileña.

La faceta paisajística es «injustamente inédita», sostuvo Luca de Tena, pese a la «calidad maravillosa» que denotan las piezas que se exhibirán hasta el 19 de marzo de 2018 en Valencia. María López, conservadora del Museo Sorolla de Madrid y comisaria de ‘Un jardín para pintar’ revalida esta tesis: «Sorolla pinta estos jardines para sí mismo, en plena madurez, cuando ya no tiene nada que demostrar porque, después de 40 años, ya se consideraba pintor».

Las obras que desde ayer se exhiben en el Centro Cultural Bancaja no son obras menores pese a que no abordan la temática emblemática de Sorolla: el mar. Los jardines del pintor valenciano condensan los toques magistrales de Sorolla en el tratamiento de «la luz, el color y los reflejos», apuntó López. Perderse en los cien jardines de Sorolla no sólo supone un paseo pictórico sino también «emocional». De alguna forma el visitante se adentra en la intimidad familiar de Sorolla al observar a Clotilde en el jardín o al revisar los bocetos del patio que se construyó en su casa madrileña.

La tierra de las flores

Sorolla dedicó al paisaje valenciano gran parte de su producción pictórica. La huerta y la Albufera no escaparon a su interés. Con anterioridad a Valencia, ‘Un jardín para pintar’ se exhibió en el CaixaForum de Sevilla. En el Centro Cultural Bancaja recala con una sección dedicada a la Comunitat. En ‘La tierra de las flores’ se puede observar ‘Los guitarristas, costumbres valencianas’, ‘Lirios de la Malvarrosa’, ‘Patio del Cabañal’, ‘Jardín de Valencia’ o ‘Adelfas de la Malvarrosa’, entre otras piezas.

Otra de las obras que no figuraba en Sevilla, el retrato de Amalio Gimeno, ha sido prestada por el Museo de Bellas Artes de Valencia. El Ayuntamiento de Valencia, el Museo Thyssen de Málaga, Hispanic Society of America y coleccionistas privados han cedido piezas para la exposición que se nutre principalmente del Museo Sorolla de Madrid.

La directora del centro destacó que la obra de Sorolla recibe siempre «una calurosa acogida» en Valencia. «El Museo Sorolla de Madrid es muy generoso prestando, pero cede para exposiciones temporales», aseguró.

Pese a la voluntad de la Fundación Bancaja, Luca de Tena descartó la posibilidad de crear un museo propio más allá del existente en la capital madrileña. «Los herederos siempre han sido muy reacios a prestar a largo plazo. En ningún momento se plantearía una cesión a tiempo indefinido», indicó.

Fotos

Vídeos