El número de abonados al Palau de les Arts crece por primera vez en diez años

Un momento de la ópera 'Don Carlo', que se estrenó el pasado diciembre en Les Arts. / irene marsilla
Un momento de la ópera 'Don Carlo', que se estrenó el pasado diciembre en Les Arts. / irene marsilla

El coliseo, que cuenta en la actualidad con 2.700 fieles, ha perdido más de la mitad de seguidores desde su inauguración

NOELIA CAMACHO VALENCIA.

El pasado mes de diciembre, el Palau de les Arts de Valencia vivió las dos caras de una misma moneda. Navegó entre el éxito de su última ópera, 'Don Carlo', de Verdi, y la crisis abierta tras la abrupta salida del ya exintedente Davide Livermore, quien presentó su dimisión el pasado 5 de diciembre. No han sido buenos tiempos para el coliseo de ópera, que en la actualidad vive sin director artístico a la espera de que se ponga en marcha el concurso internacional que elegirá al futuro titular del auditorio.

Además, durante toda su historia ha visto como, temporada tras temporada, el número de abonados a su programación descendía cada año. Según datos a los que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, en la temporada 2017-2018, que se desarrolla en la actualidad, los fieles al auditorio han crecido por primera vez. Concretamente, la cifra de abonados ha aumentado un tímido 2% con respecto a los del ejercicio 2016-2017, pasando de los 2.658 a los 2.716 que en estos momentos pagan por su fidelidad a los montajes programados en el centro operístico.

Y es que, desde que comenzó su andadura en el ejercicio 2006-2007, el número de fieles había ido descendiendo con el paso de las temporadas. Esa primera temporada, en la que la expectación era máxima, fueron 6.270 personas las que brindaron su apoyo a Les Arts a través de la adquisición de su abono. Han pasado más de diez años y esa cifra se ha visto reducida a los 2.700, menos de la mitad de la cantidad inicial.

Más noticias

Se da la casualidad de que, además, esta temporada, la del repunte del número de fieles, fue la tercera en manos del ya exintendente Davide Livermore. En una entrevista para este periódico, el 'regista' turinés aseguraba que este ejercicio era la consolidación de su proyecto para Les Arts. «Los ciudadanos empiezan a habituarse a que Les Arts está a su disposición porque es la casa de todos y actividades como 'Les Arts volant', 'Nits a Les Arts', la radio o el proyecto educativo son hechos que van en esta dirección», aseveraba el también director de escena.

La primera temporada del Palau, la de 2006-2007, se inauguró con el estreno de la ópera 'Fidelio', de Beethoven, bajo la dirección del maestro Zubin Mehta y con un elenco internacional encabezado por la soprano Waltraud Meier, el tenor Peter Seiffert, el bajo-barítono Juha Uusitalo y el bajo Matti Salminen. En ese momento, la institución contó con el respaldo de 6.270 fieles. Un año después, ya vio como descendía la cifra de seguidores. Pasó a 5.824, un número que volvió a bajar hasta los 5.230 del ejercicio siguiente, el de 2008-2009. Pero la bajada más considerable que ha sufrido el coliseo en lo que se refiere a la fidelidad de los amantes de la ópera se vivió en el año 2012. Ese ejercicio supuso un descenso del 17% de los abonados con respecto a la programación anterior, pasando de 4.244 a 3.520 abonos.

La presente temporada se abrió en octubre con 'Madama Butterfly', de Puccini, una producción íntegra de Les Arts. Después le siguió 'Le Cinesi', de Gluck y, recientemente, 'Don Carlo', de Verdi, el montaje que volvió a contar con la presencia del maestro Plácido Domingo en Valencia. El siguiente título en cartel será 'Peter Grimes', de Britten, que se estrenará el próximo mes. Después llegarán 'Ill mondo della luna', de Haydn; 'Il corsaro', de Verdi; y 'Tosca', un título que curiosamente también contará con la dirección de escena del exdirector artístico Livermore, quien pese a su marcha mantendrá su vículo con Les Arts.

Fotos

Vídeos