El meteorito de 33 kilos que puedes ver en Valencia

Esqueletos de diversos animales y dinosaurios se han recopilado para mostrarse al público. / irene marsilla
Esqueletos de diversos animales y dinosaurios se han recopilado para mostrarse al público. / irene marsilla

La Universitat inaugura el Museo de Historia Natural y exhibe fósiles de dinosaurios y minerales

NOELIA CAMACHO

Lo recordó ayer el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, historiador de profesión, cuando se refirió al incendio que en 1932 arrasó el Museo de Historia Natural que estaba instalado en la Nau. El propio Girona rememoró una de las fotografías de la época en las que se ve a los docentes y a los alumnos intentando salvar las piezas de las llamas. El fuego devoró mucho del patrimonio que allí se conservaba y que había hecho que esta pinacoteca fuera el segundo centro científico de España, por debajo del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. De la catástrofe sólo pudieron rescatarse ejemplares zoológicos y botánicos que la Universitat había ido recopilando a lo largo de cinco siglos. Sin embargo, los fondos geológicos y peleontológicos se perdieron. Años más tarde, en 1996, el testigo lo tomó el Museo de Geología de la Universitat, situado en la Facultad de Biología. Pero era un espacio pequeño por lo que la UV decidió que era el momento de agrupar las 32 colecciones científicas y paleontológicas de los diversos departamentos de la institución académica para configurar un nuevo museo, accesible ya desde ayer.

El Museo de Historia Natural de la Universitat de València, -agrupado bajo la nomenclatura M [UV] HN (Museus de la Universitat de València: Història Natural)-, aglutina sólo una pequeña parte de las más de un millón de piezas que conserva la institución. Dividido en tres estancias, el espacio también incluye una planta con despachos, laboratorios y almacenes, donde se conservan la mayoría de descubrimientos que no pueden ser expuestos.

Durante bastante tiempo, según aseguró ayer el vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño, se han recopilado las colecciones de botánica, pelotontología, zoología y ciencias naturales, entre ellas las correspondientes a donaciones, que estaban en propiedad de la Universitat. Así, en la entrada del museo, que tiene más de 900 metros cuadrados, ya se puede ver la reproducción exacta de un 'pterasaurio', uno de los primeros vertebrados que conquistó el aire en la época Mesozoica. A través de unas gafas de realidad virtual, el visitante va a poder ser testigo del vuelo de un ejemplar que vivió en la Comunitat. La fiel recreación de este animal conduce también al público a un viaje que va desde el origen de la vida, hace unos 4.000 millones de años hasta la actualidad.

Con unas gafas de realidad virtual se puede observar cómo vuela un 'pterosaurio'

De esta forma, en el ala izquierda del museo se encuentra la sala de zoología. Una extensa colección de animales disecados, muchos de ellos tratados por uno de los mejores taxidermistas de la época, José María Benedito, entre los que destaca una extensa colección de aves, acompañadas por el nombre del cazador que las atrapó. Algunas de ellas, además, ya están extinguidas. Es el caso de algunas de ellas, capturadas en la Albufera de Valencia, y de las que sólo queda constancia gracias a estas piezas. Además, esta sala se completa con la fiel reproducción de esqueletos de animales, que permiten descubrir de manera didáctica cómo son algunas de las especies más conocidas del planeta. En este sentido, este nuevo templo para la cultura científica recopila en el ala derecha un conjunto de fósiles, minerales y piedras, ubicados en un mobiliario original restaurado para la pinacoteca, y que presenta desde rocas a minerales fluorescentes. En esta estancia se encuentra 'Valencia', el meteorito bautizado con el nombre de la ciudad de 33 kilos y medio y cuya edad se remonta a hace más de 4.600 millones de años. La directora de este nuevo espacio es Anna García Forner. Durante meses ha sido la encargada de coordinar un espacio que, además, se ha creado una aplicación móvil para vivir una experiencia inclusiva en el museo. Pero esta pinacoteca natural tiene en sus planes ir creciendo. Según Ariño, se van a ir ampliando estancias de un edificio que hasta la fecha fue una cafetería. De esta forma, los espacios para exhibir algunas de las joyas que conserva la Universitat irán creciendo. Asimismo, está en la agenda elaborar un plan museológico y la organización de exposiciones temporales para ir mostrando parte del gran legado científico de la institución.

Los que acudan a este nuevo centro de historia natural también van a poder encontrar la recientes huellas de tortuga encontradas en tres yacimientos de Valencia, datadas de hace 227 millones de años, diversos instrumentos científicos o la réplica del artefacto que se construyó con motivo del homenaje que la UV realizó a Stanley Miller al cumplirse los 50 años del experimento de 'la sopa primigenia'.

El museo ha renacido con un presupuesto de 120.000 euros y, anualmente, se destinarán a su funcionamiento otros 20.000. Cuenta con la colaboración de la Diputación de Valencia y de la Generalitat y su entrada es gratuita. Mira, sobre todo, a los escolares, aunque estará abierto en el Campus de la localidad de Burjassot de lunes a viernes de 9 a 14 horas.

Más

Fotos

Vídeos