«El Nobel debe servir para que aumente el apoyo a la investigación»

Font, en el centro, junto a los investigadores del proyecto de la Universitat de València. / Grupo Virgo

El científico valenciano José Antonio Font participa en el programa de ondas gravitacionales liderado por los expertos americanos reconocidos por la Academia Sueca

CÉSAR CAMPOY

«En breve habrá un anuncio muy importante que tendrá que ver con nuevas detecciones en el campo de las ondas gravitacionales». José Antonio Font, profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universitat de València, muestra una efusividad contenida a la hora de celebrar la consecución del Premio Nobel de Física por parte de los estadounidenses Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne. Y, la verdad, tiene muchos motivos para hacerlo, ya que él es el encargado de coordinar al grupo de investigadores compuesto por José María Ibáñez, Miguel Ángel Aloy, Martin Obergaulinger, Isabel Cordero-Carrión, Nicolás Sanchis-Gual, Alejandro Torres-Forné, Antonio Marquina y Pablo Cerdá-Durán. Todos ellos participan, activamente, desde la propia Universitat de València, en el proyecto LIGO/VIRGO, una suerte de asociación europeo-norteamericana, formada por casi 1.200 científicos que centran sus esfuerzos en la detección y observación de las ondas gravitacionales.

Más información

«Gracias a la sinergia que existe entre todos nosotros se avanza. Es difícil encontrar el porcentaje de responsabilidad que tenemos nosotros en los logros que se van consiguiendo. La academia sueca ha hecho justicia reconociendo la labor de Weiss, Thorne y Barish. Ellos son los pioneros en este campo. Llevan más de 50 años trabajando en algo que ya predijo Einstein hace un siglo», asegura Font. Efectivamente, en 2015, cien años después de que el físico alemán enunciara los principios de las ondas gravitacionales en su teoría general de la relatividad, es decir, que marcara la senda para que el ser humano fuera capaz de vislumbrar el camino hacia el corazón del Big Bang y el origen del universo, Weiss, Barish y Thorne «sacudieron el mundo», según Göran Hansson, secretario general de la Academia de Ciencias, al protagonizar la primera detección directa de estas ondas, un hecho que se hizo público en 2016, y por el cual han sido distinguidos.

Esta perturbación del espacio-tiempo es el resultado de violentos eventos galácticos, como el choque de agujeros negros o la explosión de estrellas masivas, y puede revelar, sin ir más lejos, eventos que ocurrieron millones de años atrás. «En la Universitat de València, la única institución española que participa en este proyecto internacional, llevamos trabajando en el tema desde hace más de dos décadas», añade Font. «Nuestras líneas de investigación son tres: una basada en simulaciones numéricas a través de un superordenador, otra que trata de analizar los datos de la señal emitida, y otra sobre estimación de parámetros».

En el mundo existen tres detectores de ondas: dos en los Estados Unidos, y uno en Europa, cerca de Pisa, donde la delegación valenciana dispone de un despacho donde poder trabajar. Solemos celebrar dos grandes convenciones anuales en Norteamérica, y cuatro en las oficinas europeas, además de constantes telecomunicaciones, a través de las cuales ponemos en común los logros conseguidos».

Para el astrofísico, este ambicioso proyecto tiene una fecha de caducidad. No obstante, este final marcará el inicio de algo nuevo: «En torno a 2021, se puede decir que los detectores de segunda generación que hoy en día se utilizan habrán cumplido su misión. En 2030 está previsto que comiencen a funcionar los de tercera generación. Desde aquella primera detección, ha habido un incremento continuo. A partir de entonces, serán mucho más habituales. ¿Qué podremos conseguir con ello? Dar solución a fenómenos astrofísicos sobre los que todavía no existe explicación».

Font es claro cuando se le pregunta sobre la importancia que ha de jugar en el futuro la consecución del galardón: «El Nobel debe servir para que aumente el apoyo de las administraciones a la investigación. Nosotros seguiremos trabajando y aportando nuestro granito de arena».

Fotos

Vídeos