Todo el perímetro del FIB de Benicàssim se convertirá en área de seguridad

Todo el perímetro del FIB de Benicàssim se convertirá en área de seguridad

El Festival contará con un 30% más de efectivos de la Guardia Civil

EFECastellón

El dispositivo de seguridad del Festival Internacional de Benicàssim (FIB), que se celebra del 13 al 16 de julio, contará con un 30% más de efectivos de la Guardia Civil y con la creación de un área de seguridad en todo el perímetro del recinto de conciertos que obligará a los usuarios a acceder a pie.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, se realizarán controles exhaustivos a los asistentes no solo en la zona de conciertos, sino también en las tres áreas de acampada, se reforzará la vigilancia en los viales de acceso, en la zona de la playa y el casco urbano de Benicàssim en general y no se permitirá la entrada de mochilas de gran tamaño.

El subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, ha indicado en la Junta Local de Seguridad Extraordinaria, celebrada hoy en Benicàssim, que el despliegue de seguridad será "el mayor establecido nunca en los festivales que acoge la provincia de Castellón" y ha resaltado que es "acorde con la cifra récord de 50.000 personas diarias previstas".

En 2016, un total de 1.600 efectivos integraron el operativo de seguridad del festival, aunque para la edición de este mes de julio no han trascendido datos.

Barelles ha señalado que se ha cambiado el planteamiento del dispositivo de seguridad del FIB de este año, volcándose en las acciones "de prevención y respuesta".

"No hay una amenaza directa que nos haga estar en una situación especial de alerta, pero tampoco estamos exentos de ella. De ahí que vayamos a contar con todas las capacidades que posee la Guardia Civil, además de colaborar con el Cuerpo Nacional de Policía en materia de extranjería", ha reiterado.

"Solo en el caso de la Guardia Civil, la cifra de efectivos se incrementa un 30 % con respecto a la del año pasado, siendo el mayor dispositivo establecido nunca, lo que demuestra el esfuerzo grande que se va a realizar por parte de los efectivos dependientes del Estado", ha asegurado.

También habrá un incremento de la seguridad privada por parte de la propia organización del festival.

Entre las novedades de este año destaca la creación de un área de seguridad en todo el perímetro del recinto donde tendrán lugar los conciertos, que estará cerrado a los vehículos que sean ajenos al evento.

Por este motivo, el aparcamiento principal estará situado en la zona norte y su acceso se realizará mediante la carretera del Desert, de modo que la entrada al recinto para los usuarios se realizará "estrictamente caminando".

Con el apoyo de la organización, se van a realizar controles exhaustivos en las tres zonas de acampadas, mientras que la vigilancia no se limitará al área de los conciertos, sino también en todos los viales de acceso al mismo, así como en la zona de playas y el casco urbano en general.

Por último, "estará prohibida la entrada de mochilas y bolsas de mayor tamaño que el A-4, para facilitar el proceso de registro a la entrada del FIB".

Fotos

Vídeos