«Cantaré por primera vez el aria de 'Le nozze di Figaro' en Valencia»

La soprano Olga Peretyatko-Mariotti. / Ali Khan
La soprano Olga Peretyatko-Mariotti. / Ali Khan

La artista rusa, una de las grandes figuras de la lírica, interpretará a Schubert y Rachmáninov en su concierto del 21 de febrero en el Palau Olga Peretyatko-Mariotti Soprano

CÉSAR RUSValencia

Olga Peretyatko-Mariotti vuelve el próximo miércoles a Valencia tras años de ausencia. Esta vez será en el Palau de la Música, donde ya cantó en 2005 antes de que lo hiciese en repetidas ocasiones en el Palau de les Arts en la época dorada de Maazel y Mehta. La que entonces era una promesa vuelve como una de las grandes figuras del panorama operístico actual.

-Vuelve Valencia convertida en una estrella de la ópera pero al inicio de su carrera cantó en varias ocasiones en el Palau de les Arts. ¿Qué recuerdos tiene de Valencia?

-Estoy deseando volver. Me encanta. La primera vez que canté fue en 2005 en el Palau de la Música en una gira con una orquesta de estudiantes. Luego hice la voce del cielo en 'Don Carlo' con el maestro Maazel y con Zubin Mehta actué en el 'Siegfried' del 'Anillo del Nibelungo'. También inauguré la sala Martín y Soler con una cantata. Para mí volver a esta ciudad es como regresar a casa. Yo creo que en otra vida he sido española porque es un modo de vivir muy mío.

-Fue muy celebrada su actuación en el 'Siegfried' de la Fura.

-Musicalmente fue fantástico. La puesta en escena era una locura. Tenía que cantar desde diez metros colgada sobre la escena. Recuerdo una noche que estuve a punto de desmayarme y caer, tal vez por una bajada de azúcar. Me tuve que beber una Coca-cola.

-Respecto al programa de su concierto, ¿con qué criterio ha seleccionado las páginas?

-Me gusta que haya un diálogo con el público y la música. Comienzo con Schubert, despues Rachmáninov, al que adoro y cuya música forma parte de mi último disco, y canto una página nueva.

-¿Cuál?

-En junio debutaré al Contessa de 'Le nozze di Figaro', pero cantaré el aria por primera vez en Valencia.

-También hay páginas que son de óperas que no ha cantado nunca

-Cantaré 'Norma' seguramente algún día. Por otra parte la cavatina y la cabaletta le van bien a mi voz. Digamos que es un programa lleno de 'highlights'.

-Sorprende la inclusión del Lied en el programa, usted no es una cantante especializada en esta música

-Digamos que es otra parte del canto. En realidad hoy en día hago tantos recitales con piano como ópera. El alemán es mi segunda lengua y me encanta cantarlo. En este concierto hemos mezclado ambas cosas. Dicen que quien no tiene la voz para la ópera puede cantar lieder. Bueno, yo no estoy de acuerdo. Es un mundo que te enriquece. Ahora acabo de grabar un disco de canciones de Fauré en francés e inglés. Me encanta dar a conocer esta música.

-Y música española, ¿cantará alguna vez?

-Solo he cantado 'la Maja y el Ruiseñor'. No hablo español y es una lengua muy difícil por la pronunciación. Tampoco canto zarzuela porque hay tantísimas cantantes españolas que la cantan, seguramente, mejor que yo. No he llegado ahí. Veremos qué me propone la vida.

-¿Qué supuso su paso por Operalia y Plácido Domingo?

-Hice la audición en Valencia y Domingo me propuso el venir participar en el concurso. Gané un premio y ese dinero me dio la oportunidad de poder hacer muchas audiciones. Me permitió viajar y, para ello, costearme los gastos: hotel, vuelos, etc.

-¿Cree que hoy en día es más importante el físico para triunfar en el mundo de la ópera?

-En el pasado también. María Callas era una mujer muy guapa y también Anna Moffo. Además, está el maquillaje y el vestuario gracias al cual puedes interpretar a quien quieras. Pero creo que para un cantante es importante, por ejemplo, hacer ballet para expresar con el cuerpo sobre la escena. A veces se dice que hoy en día hace falta tener un físico de modelo. No es verdad, pero tienes que estar en forma, porque aguantar tres horas de ópera es algo atlético. Forma parte de tu trabajo.

Fotos

Vídeos