45 años sin Nino Bravo

45 años sin Nino Bravo

El cantante de Aielo de Malferit fallecía un 16 de abril de 1973 en un accidente de tráfico ocurrido en Villarrubio

Jaume Lita
JAUME LITA

La sombra de Nino Bravo es alargada. Este 16 de abril de 2018 se cumplen 45 años del trágico fallecimiento del joven Luis Manuel Ferri Llopis, Nino Bravo', en un accidente de tráfico que se produjo en la localidad conquense de Villarrubio. El coche, que se dirigía a Madrid, se salía en una curva y con ello se rompía una de las voces valencianas más destacadas. La carrera musical de Nino Bravo fue corta pero desde aquel suceso no se ha dejado de honrar a la leyenda de un cantante que cruzó el charcó y triunfo por todos los lugares por los que pasó.

Muchos son los homenajes que se han llevado a cabo en honor a Nino Bravo. Hasta ha sido monumento fallero inmortalizado como ninot. Uno de los más sentidos es en la propia jornada del 16 de abril en la localidad natal de Luis Manuel Ferri Llopis, en Aielo de Malferit. Allí se encuentra el museo de Ninot Bravo con trajes del valenciano, discos, vídeos, partituras y muchos elementos más de un cantante que marcó época y que hoy día sus canciones más populares siguen presentes. Durante esta jornada son cientos y cientos los seguidores de Nino Bravo los que se acercan a Aielo de Malferit para recordar con emoción al valenciano.

Debutó a los grande en el Teatro Principal de Valencia un 16 de marzo de 1969. Ese fue el despegue de una estrella que cuatro años después fallecía para convertirse en leyenda.

Tras la huella de Nino Bravo

Aielo de Malferit es uno de los lugares indispensables a la hora de recordar la memoria de Nino Bravo, pero hoy en día siguen aún elementos que sirven de homenaje cotidiano al cantante.

Calle Visitación de Valencia. Natural de Aielo de Malferit, pero Nino Bravo residió durante años en una vivienda situada en la calle Visitación de Valencia. En pleno corazón del barrio de la calle Sagunto. Allí una placa recuerda que Luis Manuel Ferri Llopis residió en aquellas calles con encanto del cap i casal.

Estado del vehículo en el que viajaba Nino Bravo el día del accidente.
Estado del vehículo en el que viajaba Nino Bravo el día del accidente. / LP

Parque en la calle Lleida. Un busto de bronce con la imagen de Nino Bravo se encuentra en el parque situado en la calle Lleida de Valencia, cerca del lugar de residencia de la familia.

Monolito ante el Palau de la Música. Es uno de los lugares-homenaje a Nino Bravo que más desapercibido puede pasar. No es exclusivo al cantante de Aielo, también es homenaje a Bruno Lomas y Juan Camacho. Los tres forman el trío de cantantes valencianos desaparecidos de forma trágica. Se encuentra en uno de los laterales del Palau de la Música.

Calle Nino Bravo. Valencia, Aielo de Malferit, Náquera y otros tantos municipios guardan en su callejero un homenaje al cantante. En el caso del cap i casal la calle en homenaje a Nino Bravo se encuentra entre la avenida del Profesor López Piñero y alcalde Gisbert Rico, ante la Ciudad de las Artes y de las Ciencias.

Teatro Principal de Valencia. El recinto valenciano ha sido testigo en su larga historia de innumerables actuaciones. Allí debutó Nino Bravo a lo grande un 16 de marzo de 1969 con su grupo los Superson. Desde aquel momento su vida cambió radicalmente.

Villarrubio. El lugar mas trágico de la vida de Nino Bravo. La localidad de Cuenca acoge un monolisto justo en el lugar en el que Nino Bravo pedía la vida un 16 de abril de 1973 cuando realizaba un viaje a Madrid. Las flores nunca faltan en este monumento que visitan muchos seguidores del cantante.

Cementerio de Valencia. Allí descansan los restos mortales de Nino Bravo, concretamente en la sección 7, derecha, nicho 80, según se detalla en la página web de 'Museo del Silencio'. En un principio se podía leer la inscripción de 'Nino Bravo', pero las letras fueron arrancadas, por lo que la familia cambió la lápida dejando únicamente el nombre de pila del artista.

Fotos

Vídeos