Músicos extranjeros echan raíces en Valencia

Rick Treffers, Soledad Vélez y Elemotho no sólo eligen la ciudad para establecer su hogar sino que la convierten en su espacio de inspiración

Álvaro G. Devís
ÁLVARO G. DEVÍS

El concepto de hogar es uno de los más que reflexiones despiertan por parte de los artistas. El último fue James Rhodes, el pianista inglés que, tras obtener un éxito notable con su novela 'Instrumental' en la que relataba su trágica infancia y cómo la música le salvó, se mudó de Londres a Madrid, donde lleva un año viviendo. En una carta abierta loa a España, ensalzando su ritmo de vida, sus gentes, la gastronomía y los paisajes.

James Rhodes no es el primero ni el último que siente que su hogar no es el lugar en el que nació, sino el que se presume mejor para echar raíces. Y Valencia también es el hogar de músicos que llegan para quedarse, aunque al principio no lo sepan.

Apasionado de España y también de la Comunitat

La vida del pianista James Rhodes (Londres, 1975) no ha sido un camino de rosas. Él mismo se encargó de relatar los abusos a los que fue sometido de niño y cómo ha convivido durante todos estos años con las secuelas físicas y psíquicas que estos hechos le dejaron. Aún así, ha realizado numerosas giras, escrito libros y enseñado que la música clásica puede curar el alma. El año pasado se mudó a Madrid. En la capital de España parece que ha encontrado la paz. Lo relató él mismo en una carta publicada por el diario El País en la que aseguraba que «a lo mejor no me creéis, pero no os miento si os digo que en España todo es mejor». «Hace nueve meses dejé de huir. Me instalé en Madrid. Encontré un hogar. Y descubrí en qué consiste tenerlo», afirmaba en la misiva. En ella, además, aseguraba que no hay paella mejor que la valenciana. Estos días lo ha vuelto a comprobar. Rhodes ha estado en la ciudad de Turia. Lo ha desvelado a través de las redes sociales. Ha fotografiado espacios emblemáticos de la capital como el Mercado Central o la calle de la Paz.

Rick Treffers

El eterno turista

Muchas veces se condena el cliché, la broma y las generalizaciones. Que todo el mundo no es así y que pagan justos por pecadores. Rick Treffers, holandés de nacimiento y el primer valenciano de adopción que cuenta su historia, decidió no ser políticamente correcto y contar el choque entre el turista y el español a través sus canciones.

«Nuestros jubilados/Pasean por las ramblas/No contribuyen/Nada a Hacienda/Estos holandeses/Cogen de lo bueno/Y que nadie les diga que no/A los holandeses les gusta ser español» canta en una de sus canciones. «Disfruto de las marujas/Que no paran de hablar/En la cola de la Mercadona» es parte de la letra de otro tema suyo. El líder de Mist dejó de un lado el proyecto musical que le llevó por medio mundo para cantar y hacer bailar sobre los tópicos, que a veces se cumplen y otras no. Pero qué divertido cuándo se cumplen. Lo ha hecho durante años bajo el nombre de El Turista Optimista.

Tenía pensado vivir en Barcelona, pero las amistades y las casualidades le dejaron cerca del Turia: «Valencia es una fuente muy inspiradora para las letras. Para poder componer canciones para El Turista Optimista es muy importante vivir en esta ciudad tan llena de vida y de contradicciones».

Las diferencias entre su Holanda y su Valencia son notables: «Hay mucho entusiasmo entre músicos, aficionados y la gente que gestiona conciertos y eventos aquí, pero es un poco difícil planificar. A veces todos los conciertos se organizan el mismo día por ejemplo. Parece que no se coordina bien por falta de información o por no sé qué cosa. También en Holanda todo se hace de manera más oficial. Por muy poco dinero que tocas, casi siempre cobras con factura. En Valencia no es así», analiza. Y remata: «En Valencia existe mucho amor por el arte y hay un montón de artistas interesantes en varios aspectos, pero creo que hace falta más integración, conexión, más colaboraciones, más 'visión helicóptero' y una actitud más constructiva».

El Turista Optimista ha evolucionado y se ha integrado como uno más en la ciudad. En noviembre presenta un libro en holandés sobre su experiencia en España, da clases de inglés musicadas en varios puntos de la ciudad y acaba de lanzar un remix bakalao de su gran hit con Mist, 'Go'. Este mismo viernes 8 de junio actúa en la sala dELUXE.

Sus mejores momentos en la ciudad

1995
Viene por primera vez con su grupo, Girlfriend Misery
2011
El artista se instala en la ciudad del Turia tras pasar por Barcelona
2013
Publica 'Ser Español' bajo el nombre de El Eterno Turista
2018
Publica un remix del tema 'Go', producido por Juli Mekánika
Soledad Vélez

La responsabilidad de construirse un hogar

Soledad Vélez llegó a España por casualidad, cuando buscaba instalarse en un sitio y echar raíces. De eso hace ya 10 años, y desde entonces ha tenido tiempo para fichar con el sello Subterfuge, sacar cuatro discos y dar la vuelta a España con su música. La presencia de su voz y las melodías de su teclado le han llevado por ciudades y festivales y, tras desarrollar toda su carrera musical en inglés, en su último trabajo, que lanzó hace apenas dos semanas, se ha pasado al español.

No le ha costado tanto como a Rick Treffers, ya que es su idioma materno. Soledad Vélez es natural de Concepción, Chile. Y Valencia ha sido el lugar donde ha decidido construir su hogar. «Creo que de forma inconsciente siempre influye el entorno, el cómo o hasta qué punto, no lo sé. Sí sé, que hasta un punto importante, la soledad aquí, estar sin la familia y haber decidido perderte tantas cosas que son parte de tí, es muy difícil», relata.

La aventura fue todo un atrevimiento, pero no deja de agradecerlo. «Las diferencias culturales son muy grandes, ya sólo en las maneras de comunicarse, fue lo que más me costó al llegar. He de reconocer que he adoptado varias ya. Aquí en España en general, se suele ser más cercano, vociferar harto, se toman más confianzas que en mi ciudad natal. Las fiestas mismas de la Ciudad, creo que en la mía habrá una o dos y muy cortas», cuenta.

«Las diferencias culturales son muy grandes. Fue lo que más me costó» Soledad vélez

Y si Valencia le ha servido a Soldad Vélez, ella también le ha servido a Valencia. Ha pasado por prácticamente todos los escenarios de la ciudad y el calor del público le ha aupado hasta tener la repercusión nacional con la que cuenta ahora. Por eso, preguntada por si la ciudad cuida a sus artistas, afirma que «más que Valencia como gobierno, los Valencianos y Valencianas que promueven la cultura son los que realmente cuidan el panorama artístico-cultural. Qué más importante que cuidar la diversidad de propuestas y darles visibilidad».

Su último trabajo, 'Nuevas Épocas' se bailará por primera vez el próximo 15 de junio en la sala El Loco. «Estará bacán la puesta en escena», adelanta.

Sus mejores momentos en la ciudad

2011
Se instala en la ciudad gracias a un músico local con el que tenía amistad
2011
Publica su primer disco en solitario: 'Black light in the forest'
2016
Ficha por una de las discográficas más influyentes del panorama nacional: Subterfuge
2018
Su nuevo álbum, 'Nuevas Épocas', lo presentará el 15 de junio en la sala El Loco de Valencia

Elemotho

El valenciano intermitente

Elemotho es un errante. Viaja con sus canciones por el mundo, enseñándolas y recogiendo algo de cada sitio que visita. Es una especia de intercambio vital que le ha servido para hacerse un hueco en festivales tan importantes como el Rototom Sunsplash, o para que la serie Grace&Frankie de Netflix eche mano de su repertorio.

Para un errante, de Namibia de nacimiento pero del mundo por naturaleza, una ciudad de Valencia debería pasar desapercibida. Pero no es así. Elemotho guarda un trozo importante de su vida en España y en Valencia. Su mujer es de aquí y ahora está allí, pero él hace una pequeña gira por España una vez al año, y no duda en presentar su música con la ayuda de músicos valencianos.

«Valencia es preciosa: su música, su clima, su gente, todo me encanta», cuenta en una entrevista telefónica entre bolo y bolo. «Vine por placer la primera vez y no me canso de venir, para mí es muy especial», confiesa.

Las raíces de Elemotho no pertenecen a ningún lugar en concreto, pero después de Namibia, Valencia es el sitio al que más se le acerca.

Sus mejores momentos en la ciudad

2006
Una gira le trae por primera vez a Valencia. Se enamora de la ciudad
2017
Forma parte del cartel del festival Rototom de Benicàssim, una referencia europea
2018
Volvió a Valencia el pasado mayo para hacer tres conciertos

Los lugares que les inspiran

Fotos

Vídeos