Kim Kardashian quiere ser negra y el mundo no le deja

La polémica imagen.
La polémica imagen. / instagram

POLÉMICA.

Parece como si Kim Kardashian se hubiera propuesto hacer con su piel lo mismo que Michael Jackson pero en sentido inverso. La estrella de la telerrealidad ha protagonizado la enésima polémica absurda de su carrera al lanzar su propia línea de cosméticos con unas sugerentes imágenes en las que su tez luce más oscura de lo habitual. Miles de internautas no han tardado ni un día en ponerla en la picota con duras acusaciones de racismo. Su delito es haber hecho lo que se conoce como 'blackface' y que es algo parecido a lo que hace el Baltasar de turno en la mayoría de las cabalgatas de Reyes, pintarse la cara para parecer negro. Y no ha sentado nada bien entre el colectivo afroamericano. La socialité, de ascendencia europea y armenia, ha tratado de aplacar las críticas explicando que «estaba realmente bronceada cuando filmamos las imágenes. Mostré la foto a muchas personas y a nadie le llamó la atención». «Obviamente, no quería ofender a nadie», ha dicho a 'The New York Times'. Pero eso cada vez es más difícil.

Fotos

Vídeos