Las Provincias

vídeo

Se cierra el cartel del She's the Fest en Valencia

El She’s the Fest cierra su cartel con un puñado de bandas locales

  • Chlöe’s Clue, Moonflower, Mantequilla Voladora y Meridian Response cierran el cartel junto a los castellonenses Ruth Baker Band y los madrileños Fuckaine.

Nos adentrábamos en agosto cuando llegaron las primeras confirmaciones del She’s the Fest: Zahara, Carmen Boza, Brigitte Laverne, Morgan, Carla, Terrier,Papaya, Rural Zombies y Peluché (tenéis toda la información aquí mismo). Nombres abrían el cartel y que compartirán escenario con los locales Mantequilla Voladora, Meridian Response, Moonflower y Chlöe’s Clue además de con Ruth Baker Band y Fuckaine. 15 formaciones que cierran la participación musical en el She’s the Fest y que volverán a dar las riendas a las mujeres. Los próximos días 30 de septiembre y 1 de octubre en Las Naves volveremos a ilusionarnos con la posibilidad de diseñar un cartel protagonizado por mujeres. Los abonos para los dos días pueden adquirirse de forma anticipada a 25 € en la propia página del festival, en Ticketea y Notikumi.

Ruth Baker Band

Ruth Baker Band

Desde Castellón, el contundente sonido de Ruth Baker Band volverá a la esencia del rock de raíz y de los dejes de soul más amable. Ruth Baker (voz), Carlos Cruz (batería, coros), Iván Chabrera (guitarra), David Franc (bajo) y Nacho Fandos (guitarra) subirán al escenario de Las Naves“Changing my Way” su primer largo que editaban este mismo año. “In my soul”, “Boys and Girls” o “Love” dejan el aroma de los riff más ácidos y del groove desmedido siguiendo siempre los designios del Dios rock. A partir de ahí, ya podéis imaginar qué es lo que consiguen en cada directo.

Con Fuckaine se duplicarán los decibelios de forma contagiosa. Tanto como “Totally Contagious”, el último trabajo que publicó el dúo allá por 2014. Demasiado tiempo en barbecho para uno de las formaciones más interesantes entre el rock y el postpunk. Tábata Pardo (bajo, sitetizadores, voz) y Fran Meneses (guitarra, voz) lanzaban aquel primer disco bajo la producción de Fernando Pardo (Sex Museum, Los Coronas), padre de la frontwoman de Fuckaine. En mayo lanzaban “Ode to repetition”, avance del que será su próximo trabajo, con más bases electrónicas. El She’s the Fest será el campo de batalla en el que sus nuevos temas levanten las armas sin clemencia.

Chlöe's Clue

Chlöe's Clue / Amalia Yusta

A partir de aquí, una maravillosa apuesta por bandas valencianas. Para aquellos que sigan diciendo que “es que no hay bandas con mujeres en Valencia” como excusa para silenciarlas. Las hay y no son fruto de un día. A Chlöe’s Clue hace demasiado tiempo que no la vemos sobre un escenario por la ciudad, y menos, acompañada de banda. Así es como llegará al She’s the Fest, con los cortes de aquel “Hidden Rhythms” que nos conquistó a todos. El folk bañado de pop y del poemario esencial de Raquel Adalid resuena en cortes como “Pleasure”, “Michael, rum is not good” o “Absent”. Y esa sensación final de notar el magnetismo de cada uno de sus temas rondando una luminosa tarde.

Meridian Response repetirán en el She’s the Fest. En su primera edición sonaron en la sesión matinal, y para esta segunda entrega “She’s”, Marta Domingo (voz) y Luis Martín (guitarra) contarán con Gilberto Aubán al teclado. Este dúo que ha ido expandiendo sus límites, ha conseguido ir creando un personal universo en temas como “Summer house” o la espectacular (es así, no exageramos) “Fox Track”, dos de los tres nuevos temas con los que despedían el 2015. Una formación que ha ido trabajando poco a poco y que no solo ha visto cómo la respuesta del público ha sido favorable, sino que su propio trabajo ha ido ensanchándose y abarcando un rango de tesituras sonoras más amplio.

Moonflower

Moonflower / Miguel Ángel Mengó

María López, Josep Bartual, Thomas Mantovani y Fran Mesado estrenarán parte del nuevo trabajo que acababan de grabar este mismo verano. “Round Trip” fue su anterior largo, producido también por Carlos Soler Otte. Garantes del pop también en castellano (casi nos olvidamos del idioma de Cervantes en estas últimas confirmaciones), nos han dejado pequeños regalos como “Sobrenatural”, “Lluvia” o “Sorry is not the Word”.

“182”, como el apellido de Blink, es el primer trabajo de Mantequilla Voladora. Iosune Noguera (voz, guitarra), Ophelia Alibrando (batería) y Sergio Tatay (bajo) revolucionarán el festival con la influencia del rock y punk de la costa oeste de los ’90. Descaro sobre el escenario con cortes como “Tv Rocks”, “Naranja” o “Historias para no dormir”.

Como novedad, la organización se ha reservado una postparty con los mejores platos en La3 el sábado 1 de octubre. Platos en los que la única comida que se cocinará será la de las sesiones de las Djs Indira Paganotto, Ladrillovitz (Valencia) y Laura Put (Barcelona). La electrónica en una pista de baile dirigida por mujeres.

Cartel musical cerrado como el de las actividades paralelas. Ya avanzamos que en esta segunda edición habría una parcela dedicada al cine dirigido por mujeres, organizado también por el colectivo Mujeres de Cine. “Family Tour” de Liliana Torres, “Todos están muertos” de Beatriz Sanchís y “La Novia”, de Paula Ortiz (que se quedó a las puertas de representar a España en la próxima edición de los Oscars) serán las tres cintas que dibujen la visión de sus directoras. Y si el año pasado una de las propuestas con más afluencia fue la dirigida al público infantil, este año será el proyecto educativo Arquilecturas el que acerque a los más pequeños la arquitectura de manos de Sonia Rayos y Silvana Andrés.

¿Entelequia o realidad? Lo cierto es que sí es posible diseñar un cartel como el del She’s the Fest pese a todos los factores que pueden ir en contra. Nombres y apellidos para las cabezas de cartel (Zahara, Carmen Boza) como la individualidad necesaria para hacer visibles sus proyectos. Y la apuesta por las formaciones locales, esas que incluso en la propia ciudad están relegadas a la anécdota autóctona. A priori, si nos quedamos con estos dos factores, el festival estaría abocado al fracaso. Pero una segunda edición deja claro que es necesario estar presentes y seguir luchando en la misma dirección. Y como siempre decimos en estos casos, todo queda en manos del público y en su respuesta. ¿Estamos preparados para afrontar festivales que giren en torno a mujeres creadoras?