Muere el padre de Arévalo a los 100 años

Muere el padre de Arévalo a los 100 años

Francisco Rodríguez Arévalo, cómico valenciano de espectáculos taurinos, trabajó en ‘Los Calderones’, ‘La Banda del Empastre’ o el ‘Bombero Torero’, donde también estuvo su hijo

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

El actor cómico especialista en espectáculos taurinos Francisco Rodríguez Arévalo, padre del humorista Paco Arévalo, ha fallecido en Valencia a los 100 años de edad.

Nacido en Madrid en 1918, Francisco Rodríguez sintió desde muy joven la llamada del mundo del espectáculo. Tanto el teatro como el arte del toreo le atrajeron por igual. Con menos de 20 años ya era primer actor en el Teatro Calderón de Madrid con la Compañía Pérez de León. Un trabajo sobre las tablas que alternaba con su afición por los alberos. Trató de hacerse un cartel y probó suerte junto a Paco Cano ‘Canito’, quien más tarde se convirtió en un reconocido fotógrafo taurino, también vecino de Valencia, y que murió en julio de 2016 con 103 años de edad. Ambos participaron en corridas con Alfonso Ordóñez, hermano de Antonio, pero la vis cómica de Arévalo le impidió seguir por el camino serio puesto que sus pases y sus desplantes intencionados provocaban las risas del respetable.

Abandonó el teatro Calderón, donde fue sustituido por Alfonso del Real y se vino a vivir a Valencia, ciudad en la que pasó el resto de su vida y donde nacieron sus cuatro hijos, para trabajar en las compañías cómico-taurinas del momento.

Rodríguez Arévalo estuvo en ‘Los califas de Córdoba’, ‘Los Calderones’, ‘La Banda del Empastre’, trabajó con el mítico Llapisera y se retiró del mundo del espectáculo con el Bombero Torero.

El bombero torero

Estas bandas alternaban la parte cómica con faenas a cargo de matadores de prestigio. De hecho, en su última etapa Arévalo no sólo compartió plaza con su hijo Paco sino también con maestros de la talla de Enrique Ponce, Jose Mari Manzanares, Ortega Cano o Espartaco. Hay que precisar que el éxito de estos montajes no sólo propiciaban largas giras por toda España, también traspasaban las fronteras nacionales. Actuaban en Francia Portugal, Italia y en casi toda Hispoanamerica.

Hay una anécdota que recuerda con cariño su hijo Paco cuando Arévalo padre dobló en las escenas peligrosas a Tin Tan, un actor y cantante mexicano muy popular en los años 50 y 60. Después de hacer sus cabriolas para la película ‘Las locuras de Tin Tan’, éste le preguntó que cómo haciendo todo lo que hacía no era millonario. «Porque yo hago las gracias y otros se llevan el dinero», le contestó.

Cuando se retiró, se convirtió en el acompañante de su hijo siempre que salía de gira por España. «Estaba acostumbrado a viajar y gozaba de muy buena salud. Tuvo un ictus hará unos 30 años pero se recuperó casi totalmente y así ha llegado a centenario. Disfutando del dominó y de los toros, sus dos grandes pasiones».

Fotos

Vídeos