Muere Enric Banyuls Jiménez, pintor valenciano que experimentó con la forma y la abstracción

Muere Enric Banyuls Jiménez, pintor valenciano que experimentó con la forma y la abstracción

El artista de Corbera se mantuvo al margen de los circuitos convencionales

J. A. PÉREZ VERCHERValencia

El pintor valenciano Enric Banyuls falleció este martes en su casa de Corbera, a los 63 años de edad, tranquilo y acompañado por su esposa, sus dos hijas y sus hermanas. En los años 70 ingresó en la Escuela de Sant Carles de València en la que ya se resistía a seguir los cánones de la época. Su espíritu crítico y avanzado al momento artístico que le tocó vivir le llevó a rehusar el hecho de buscar la realidad a través del arte. Desde el año 1998 experimentó con la materia y la forma, llevando la abstracción al extremo y alejándose de críticos y galeristas. Con un lenguaje propio y coherente conseguido, opta por abrir nuevas vías y agujerear la tela, coser líneas paralelas y fijar elementos ajenos a la pintura hasta llegar a la tridimensionalidad, liberando finalmente a la obra del lienzo. Banyuls pintó sin esperar nada a cambio de la sociedad ni buscar la utilidad social de la pintura. Eremita y conversador, se desvivía por la cultura y el arte lo que le convirtió en un intelectual. Su pintura ha sido calificada como sincera y austera. Sus compañeros lo han calificado como uno de los mejores pintores valencianos del panorama actual.

Nunca presumió de los premios que obtuvo y pronto renunció a optar a ellos. La familia conserva la colección completa, pero además hay obra de Banyuls en ayuntamientos, instituciones públicas y colecciones particulares. Sus restos descansan a partir de hoy en el Cementerio de Corbera.

Fotos

Vídeos