El monasterio riojano de Yuso acoge desde hoy y hasta el miércoles las IX Jornadas Sefardíes

El monasterio riojano de Yuso acoge desde hoy y hasta el miércoles las IX Jornadas Sefardíes

Charlas, lecturas, una exposición y una cata ocupan una edición centrada en el Purim, un festejo hebreo «con cierto aire carnavalesco»

FÉLIX DOMÍNGUEZSan Milán de la Cogolla (La Rioja)

Las IX Jornadas Sefardíes, que se celebran desde este lunes y hasta el miércoles en San Millán de la Cogolla, serán inauguradas esta tarde por el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros. Antes, el programa arranca con la exposición 'La alegría de Purim', que permanecerá visitable durante dichas jornadas. En la sesión inaugural participarán el embajador de Israel en España, Daniel Kutner; el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet; el director de Casa Sefarad, Miguel de Lucas; y la directora de la Federación de Comunidades Judías de España, Carolina Aisen.

La conferencia inaugural correrá a cargo de Bonet, que hablará de 'España-Sefarad en el siglo XXI' y tras la misma habrá una cata de vinos españoles 'casher' presentada por uno de los coordinadores de las jornadas, Casimiro Somalo.

Las jornadas se celebrarán en la sede del Cilengua en San Millán de la Cogolla. La entrada es libre y gratuita, pero hay transporte todos los días y almuerzo el martes y el miércoles previa inscripción y pago de 20 euros. El tema central de las mismas es 'La alegría de Purim - El carnaval judío entre los sefardíes: De coplas, fijuelas, vino. y la reina Ester como heroína'.

La festividad de Purim entre los sefardíes, como indicaba el también coordinador, Uriel Macías «es la celebración más festiva del judaísmo, con cierto aire carnavalesco. Entre las costumbres y tradiciones que la caracterizan podemos destacar el intercambio de regalos, en especial dulces, excederse en la comida y en la bebida durante la preceptiva cena festiva o jugar a juegos de azar».

También es preceptivo repartir limosnas a los más necesitados. Purim también va asociado a la costumbre de disfrazarse; dado su carácter alegre y festivo, los niños ocupan un lugar destacado en la celebración. Entre los sefardíes, una de las tradiciones más arraigadas -además de regalar y consumir dulces- está la de cantar coplas en ladino, así como participar o asistir a representaciones de farsas y obras teatrales inspiradas en la propia festividad y en la reina Ester.

La historia de Purim se relata en el libro bíblico de Ester, siendo, por lo tanto, una mujer, la reina Ester, la verdadera heroína de la fiesta. A lo largo de los siglos, los sefardíes han producido una extensa y rica literatura de autor y de transmisión oral relacionada con Purim.

Fotos

Vídeos