Libros eróticos en San Valentín: cuando leer es el placer

Una joven leyendo./
Una joven leyendo.

Escondidas en el anonimato de los ebooks, las novelas eróticas se adaptan a los nuevos tiempos y triunfan

LOLA FERNÁNDEZ/MUJERHOY

La literatura erótica murió de éxito a finales del siglo XX, y esa es la mejor manera de morir. Lo que hay que hacer ahora es bailar sobre su tumba. El diagnóstico es de Almudena Grandes, autora de uno de los grandes clásicos de la erótica española, 'Las edades de Lulú' (Tusquets, 1989). Resulta imposible llevarle la contraria a Grandes, aunque las cifras de la Federación del Gremio de Editores de España digan exactamente lo contrario: la facturación en este sector tuvo un crecimiento récord de un 125% en 2015 y descendió un razonable 39% un año después. Las editoras coinciden: las mujeres quieren leer sexo. Como evasión. Como entretenimiento. Absorberse en orgasmos ajenos, pero posibles.

Paradójicamente, en el terreno estrictamente literario, la literatura erótica ha desaparecido como género a la misma velocidad que el sexo se ha normalizado como ingrediente de la novela. (Más información en Mujerhoy.com)

Temas

Libro

Fotos

Vídeos