La Fira del Llibre busca hacer historia

La edición con más casetas sale de Viveros y expande sus actividades por el Ocenogràfic, la Filmoteca, la Rambleta y el Mercado Central La cita espera superar los 500.000 visitantes aunque dura un día menos que en 2017

NOELIA CAMACHO VALENCIA.

La 53 edición de la Fira del Llibre de Valencia busca hacer historia. El certamen, que se celebrará en los Jardines de Viveros del 26 de abril al 6 de mayo, es muy ambiciosa pese a que este año dura un día menos que en 2017. Y lo es porque es la cita cultural con más casetas, expositores y actividades de su más de medio siglo de existencia. Aunque, como aseguró ayer el presidente del Gremi de Llibrers, Nacho Larraz, pese a ser una edición de récord, «sí tenemos cautela». Lo dijo porque la pretensión del certamen literario es «consolidar el casi un millón de euros de ventas y los 500.000 visitantes» que registraron el año pasado. «En 2018 contamos con un día menos, por lo que debemos esperar a ver las cifras globales cuando finalice la Fira. Pero los libreros somos positivos y vamos a atraer a más visitantes», aseguró.

La cita cultural cuenta este 2018 con 73 casetas, 13 más que en 2017. También ha logrado configurar un programa de actividades que incluye 700 firmas de libros, un centenar superior al registrado el año pasado. Todo ello es resultado de un aumento del 3% del presupuesto, que ha pasado de los 350.000 a las 360.000 euros. De ellos, el Gremi ha puesto 200.000, la Fundación Fira del Llibre invierte 40.000 euros y la Fundació pel Llibre i la Lectura, 35.000 euros. Además, la dirección general de Patrimonio destina 35.000 y otros 50.000 euros llegan de la mano de libreros y editoriales. La Fira cuenta también con patrocinadores privados.

Ese montante ha logrado que a Valencia vuelvan los grandes nombres de la literatura como Juan José Millás, Manuel Rivas, Vicente Molina Foix, Juan Eslava Galán, Almudena Grandes o Pilar Urbano, entre otros. En este sentido, por Viveros también pasarán la escritora internacional Sarah Lark y otros autores como Alejandro Palomas, David Trueba, Fernando Delgado, Blue Jeans, Elisabet Benavent, Laura Freixas o Reyes Monforte. En este sentido, rostros conocidos de la televisión como Paco Lobatón o Nieves Herrero forman parte de la nómina de escritores que se dejarán caer por la capital del Turia.

La Fira trae a Valencia a autores como Molina Foix, Millás, Trueba, Grandes, Eslava Galán y Sarah Lark El evento cultural cuenta este año con 360.000 euros de presupuesto, un 3% más que en 2017

En esta edición, la Fira del Llibre sale de Viveros y se traslada a lugares como el Mercado Central, la Rambleta, el Oceanogràfic y la Filmoteca. Allí se realizarán algunas de las actividades que, como cada año, vuelve a concentrar el evento literario. Entre ellas, se celebrarán más de una treintena de mesas redondas, 36 espectáculos, 18 recitales y 25 talleres. Destaca un encuentro que congregará a autoras de distintas generaciones como Carme Riera, Carmen Amoraga y Aroa Moreno; y otras sobre la 'Ruta del Bakalao', la visibilidad creativa de la mujer en la novela, la novela negra, periodistas que escriben, hombres por la igualdad, series de televisión o cocina valenciana. Asimismo, se contará con un recital de poesía de la mano de Carlos Marzal, Luis García Montero y Xelo Candel.

Entre las tradicionales exposiciones que se instalarán durante esos días en Viveros se encuentran 'Mordassa. Açó no va de gats', una muestra organizada por l'Associació de Professionals de la Il.lustració Valenciana (APIV); 'Asterix. Exposició d'Imatges', que recoge láminas y bocetos sobre el proceso de creación de los conocidos personajes; y 'Llibres objectes, eines d'art'.

Para Larraz, en esta edición «reivindicamos el poder de la lectura en la formación de una ciudadanía culta, libre y con espíritu crítico», aseguró Larraz, quien insistió en que no se trata «solo de vender libros, sino de acercarlos a la ciudadanía y fomentar la lectura y el hábito lector».

Con más de medio siglo de vida, la 53 edición de la Fira del Llibre de Valencia no renuncia a ser ambiciosa. Los números así lo avalan. Aunque es el momento de revalidar el compromiso de los lectores. Mientras tanto, en los próximos días comenzarán a instalarse las 112 casetas que plagarán los Jardines de Viveros durante once días, uno menos que en 2017. Después, será el turno de volver a hacer números y ver si se llega al millón de euros de beneficio. No obstante, desde el Gremi de Llibrers sacan pecho y se reivindican como el segundo certamen literario del país por detrás del de Madrid.

Fotos

Vídeos