Las Provincias

Tocar el viento

Inmerso en una vorágine creativa e interpretativa, y todavía latente el recuerdo de aquella aventura llamada 'Co(i)nspiracions', desarrollada en compañía de Joan Amèric, el cantautor de Cocentaina sigue evidenciando su maestría a la hora de envolver a sus criaturas de un elemento sonoro tremendamente sensible. En esta ocasión, lo ha hecho en compañía de la banda SEM Santa Cecília de l'Olleria. Con tamaño muro de sonido como escudero, y con la ayuda de Blai Antoni Vañó, Andreu Valor ha conseguido construir un trabajo que consigue dotar de indudable empaque a unas piezas (algunas inéditas, otras, viejas conocidas del repertorio del artista) que adquieren una evidente dimensión emocional que, por momentos ('Camí de les Garlandes', sobre un poema de Vicent Valls), rozan la épica. Un trabajo, en definitiva, que (loable la labor en los arreglos) destila valencianía a raudales.

Ángela Bonet y su equipo (al fiel Manolo Bertrán se han ido uniendo, con el tiempo, Dani Cardona, Ana Santos y Vanessa Juan) disfruta paseando por el filo. Lo vuelve a hacer revisitando el eterno y magnífico clásico del valenciano Jorge Sepúlveda, a partir de esas ambientaciones etéreas, capaces de convertir en original la versión. 'Mirando al mar' es el avance del próximo disco de Lanuca, que llevará por nombre 'Tibia turbia', y que cerrará la trilogía abierta por sus dos anteriores trabajos, 'Pómulo' y 'Gran mandíbula'. En todos ellos la artista ya demostró, sobradamente, su pasión por filtrar, a través de su personalísimo hacer, otros clásicos como 'Corazón contento' o 'Tú me añorarás'.