Las Provincias

'Momentos sucesivos', de José Saborit.
'Momentos sucesivos', de José Saborit.

Sentirse tan audaz como el paisaje

  • En 'La misma savia. Versos, óleos y acuarelas', José Saborit expone su obra pictórica y sus poemas

No es inédito que un artista exponga cuadros y poemarios. Pero no es habitual. José Saborit hermana ambas facetas en la exposición 'La misma savia. Versos, óleos y acuarelas', que puede verse en Shiras hasta el 22 de octubre. La muestra marca el inicio de la segunda temporada de la galería. «El diálogo entre pinturas y poemas no quiere ser explícito ni ilustrativo», dice Saborit. «Se trata de sugerir parentescos entre lo que se dice mediante la combinatoria de palabras y lo que se muestra mediante la combinatoria de formas, texturas y colores», añade el artista valenciano. Aquí tenemos, más que un diálogo, una alianza con actitudes de apoyo mutuo. En este caso singular, una expresividad y otra -poética literaria y pictórica- no nos dicen exactamente lo mismo, pero 'cuentan' cosas que se complementan. Los dos cuadros 'estrella' de la exposición los encontramos nada más entrar en la sala, en el lado izquierdo: obras de gran formato, refinadas y etéreas.

En su poemario 'La misma savia' (Premio Unicaja de Poesía, editado por Pre-Textos), musita Saborit: «Ese ruido de nada tras la verja,/ y esta ausencia de brisa, esta quietud,/ transforman lo que veo, apenas sin mirar,/ en un jardín inmóvil, detenido/ como un cuadro perfecto, como un texto/ varado en su belleza inconmovible». De alguna manera, 'ese ruido de nada' o ese 'jardín inmóvil' cobran cuerpo físico en sus paisajes. Son paisajes con alma propia y un concepto «casi irreal, difuminado, metafórico» (Marisa Salanova), en los que se percibe la quietud y el silencio. En ocasiones puede haber pocas diferencias entre un paisaje y otro. Las diferencias esenciales se encuentran en quienes los contemplan. Muchos matices los aporta la mirada humana (quizá también la de los animales, pero ellos no saben describirnos lo que ven). Ante esos paisajes captados en diferentes horas y probablemente también con distintos estados de ánimo (serenidad, expectación, asombro), es posible que Saborit recuerde las palabras de Claude Monet: «Ahora me siento como el paisaje, puedo ser audaz e incluir todos los tonos de azul y rosa: es encantador, es delicioso».

Saborit, además de pintor y escritor, es también catedrático de Pintura en la Politécnica de Valencia. Expuso en el Centro del Carmen ('Con el aire', 2008) y en el IVAM ('Más al Sur, 2012). Su obra figura en diversas colecciones españolas y de otros países.