Las Provincias

Concierto indigno

valencia. Dos conciertos conmemoraban tradicionalmente el 9 de octubre: uno, más popular, de la Banda Municipal de Valencia el día 9, en el que se entregaban e interpretaban los pasodobles dedicados a las falleras mayores y otro el día 8 con la Orquesta de Valencia, mucho más interesante artísticamente, que servía para recuperar nuestro patrimonio musical pues se dedicaba a veces a algún músico valenciano importante o servía para algún estreno o para recuperar alguna obra valenciana. En definitiva, era una de las pocas oportunidades de recuperar y dignificar nuestra música.

Pues bien, con la excusa del treinta aniversario del Palau, les ha parecido buena idea hacer un concierto con ambas agrupaciones. Se supone que debía ser un concierto que fusionaba ambas, pero la realidad es que fue un concierto de banda con cuerda con un programa propio de un concierto de la banda (con todos mis respetos y mi reconocimiento), pero no de un concierto sinfónico. A eso hay que unir el acto de entrega de los pasodobles a las falleras y una presentadora que intentaba animar la velada, con buena voluntad, pero fuera de lugar en un concierto sinfónico. Para coronar la situación, un ruidoso fotógrafo de la Junta Central Fallera que parecía no saber que estaba en un concierto. En conjunto, un show indigno de lo que venía siendo el concierto de la Orquesta de Valencia del 8 de octubre. Quede claro que no quiero menospreciar al mundo de las fallas, pero cada cosa tiene su lugar.

Desde el punto de vista musical, lo más interesante fue el estreno de la obra 'Simbiosis' de José Alamá, quien firmó una obra honesta y sincera. También hay que señalar el trabajo de Bonete Piqueras arreglando las obras y dirigiéndolas, y el de Yaron Traub cuya eventual sensibilidad se agradeció.