Karl Marx se pasa al manga después de dar el pelotazo en Japón

Karl Marx se pasa al manga después de dar el pelotazo en Japón

El sello Herder publica una adaptación de 'El manifiesto comunista' por el bicentenario del nacimiento del ideólogo alemán. Es la traducción de un cómic nipón

ISABEL URRUTIA

El segundo libro más vendido de la historia -después de la Biblia- es el 'El manifiesto comunista', de Karl Marx y Friedrich Engels. Un tratado político que se vendió como churros hace seis años en la Feria de Madrid en una versión ilustrada de la editorial Nórdica. Ahora, cuando se cumple el bicentenario del nacimiento de Marx (1818-1883), el sello Herder se dispone a explotar el filón con una apuesta que amplía todavía más el mercado. La empresa catalana acaba de lanzar una adaptación en manga de 'El manifiesto comunista', con ilustraciones y guion de la editorial japonesa East Press, dedicada en exclusiva al género del cómic en su colección Dokuha (término que se traduce 'leer a través del manga').

En el país del sol naciente, este tipo de ilustraciones lo mismo sirven para dar vida a personajes infantiles como Heidi que para explicar la burbuja económica o el cálculo diferencial. Es una forma de expresión que les da mucho juego. Tanto que East Press lleva once años publicando clásicos de la literatura y filosofía de la talla de 'En busca del tiempo perdido', de Proust, o 'El discurso del método', de Descartes. La simplificación de los contenidos es obligada para ceñirse a un formato de viñetas, pero ninguna de las adaptaciones ha quedado reducida a una historieta de poca enjundia. Todas ellas tienen entre 200 y 400 páginas. «Seguimos la senda de Tezuka e Ishinomori, qne marcaron el estilo del manga didáctico. Nos dirigimos a un público joven y a los amantes del cómic en general», explican los portavoces de la firma con sede en Tokio. Nadie se imaginaba que un autor tan rebelde como Marx daría el pelotazo en el Imperio de la flor del crisantemo. Y menos reconvertido en un tebeo. Pero ha calado, y mucho, tanto 'El manifiesto comunista' como 'El capital'. La lucha de clases y la economía como motor de la historia se han puesto de moda gracias al manga.

Sin demasiada jerga

La editorial Herder tiene la licencia para publicar en España los cómics de East Press y en la actualidad disponen de un catálogo de 40 títulos, desde la Biblia (en dos volúmenes) a 'La teoría de la relatividad', 'El gran Gatsby' o 'Anna Karenina'. La iniciativa se puso en marcha hace siete años y les ha ido tan bien que ya cuentan con un sello gráfico dentro de la propia editorial. Se llama 'La otra H'. La crítica especializada ha elogiado el empeño pedagógico a la hora de hacer digeribles -sin tergiversar el mensaje- los libros que «todo el mundo debería leer en Occidente», en palabras de los portavoces de la editorial con sede en Barcelona.

En casos como 'El manifiesto comunista' la versión manga tiene todavía más páginas que la original. El texto de Marx y Engels supera escasamente las 100, mientras que el cómic llega a las 200. Se ha podado al máximo la jerga marxista, lo cual no significa que se haya sacrificado el vigor del trazo ni el detallismo en la ambientación. La estética nipona pinta los antecedentes de la revolución en un contexto intemporal, con un grupo de jóvenes abiertamente subversivos -«somos obreros de usar y tirar»- que tienen por cabecilla a un chico de melena y aspecto hippy. Los trabajadores son fornidos y malencarados mientras que el líder tiene un aspecto frágil y hasta mesiánico. Y no, el gurú en el cómic no se llama Karl (Marx) sino Bill. Todo sea por acercar al lector del siglo XXI el texto del ideólogo alemán.

Más

Fotos

Vídeos