Una gala en defensa del teatro

Empar Brines, Román Méndez de Hevia, Silvia Valero y Carles Sanjaime, ayer. / manuel molines
Empar Brines, Román Méndez de Hevia, Silvia Valero y Carles Sanjaime, ayer. / manuel molines

Los actores valencianos premian a Silvia Valero, Carles Sanjaime y Méndez de Hevia

MARTA BALLESTER VALENCIA.

«En estos momentos en los que de nuevo la oscuridad del pensamiento único vuelve a imponerse, en los que la libertad de expresión se está poniendo en duda, en los que artistas son condenados y encarcelados, en los que se ataca la libertad de pensamiento, de incertidumbre moral y social, en los que necesitamos voces que nos cuenten verdades, es más que nunca necesaria la profesión de los comediantes, la responsabilidad de las personas que son mensajeras de la multiplicidad del alma». Así se expresó ayer Ximo Solano, presidente del sindicato Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV), durante la gala de la asociación en el Rialto. No acudió el conseller de Cultura, Vicent Marzà, tampoco lo hizo en años anteriores (su antecesora María José Català nunca asistió). En el patio de butacas estuvieron el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona; la directora general de Cultura, Carmen Amoraga; el responsable del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, el director adjunto de Artes Escénicas, Roberto García; y la concejala de Cultura, Gloria Tello. No acudió la regidora María Oliver, de la que depende la gestión teatral del Ayuntamiento.

En el discurso, Solano fue reivindicativo e irónico. Defendió a los profesionales del sector a los que definió como «perseverantes». «No somos actores para tener simplemente trabajo, porque de eso no vamos sobrados. El intérprete persevera en enseñar su arte en lo alto de un escenario con plena dedicación, esfuerzo y a pesar del sufrimiento que nos produce a veces», apuntó.

Solano no centró su discurso en la gestión cultural como en años anteriores, pero lanzó críticas a los políticos. «En otros lugares donde a sus gobernantes no les cuesta tanto abrir una televisión y una radio, los actores y actrices son reconocidos, se les quiere como transmisores de las historias propias. Pero a nosotros no nos veo cerca de esta definición. Quizá más cerca en aquello de contar, sí, somos charlatanes, somos contadores de historias. Avanzamos en busca del que somos», manifestó Solano, a lo que añadió irónico, «muy a menudo los intérpretes nos encontramos sin trabajo. Aquí sí, aquí ya empezamos a entendernos. Esto sí que es una definición bien valenciana».

«La nominación era como una nómina, algo que nunca tengo», dijo Román Méndez de Hevia

Por ello el presidente invitó «a alzar la voz y hacerse valer en un medio hostil». «Nos hemos enfrentado, hemos luchado, hemos sido encarcelados, maltratados y menospreciados simplemente por estimar la libertad y hacer uso de ella. Por ello, a pesar de todas esas cosas ruines que nos han pasado, también hemos sido temidos. Por tanto cojamos de nuevo nuestra responsabilidad reivindicamos de nuevo nuestro arte, seamos solidarios y damos la voz a aquellos que no la tienen o no la saben emplear»,

La gala, que acabó a las 21.20 horas, sirvió para premiar a Roman Méndez de Hevia como actor revelación. «Con 33 años pensaba que se me había pasado el arroz para ser revelación, pero en los tiempos que corren parece que todo va más lento», dijo el intérprete de 'Fauces' y 'Sifilitik.o'. «Con la nominación pensé que esto era como una nómina porque como nunca la tengo», añadió. Dedicó el premio a su madre «por ser su mecenas para poder seguir dedicándome a esto». «Este año es muy importante para nosotros porque se ha firmado el convenio, un paso muy importante para la profesionalización de nuestro oficio. Sigámonos rebelándonos para dignificar nuestra profesión», apuntó.

Empar Brisa recibió el premio Narcís en reconocimiento a toda una vida dedicada al teatro, el doblaje y el audiovisual. «Mi trayectoria y vida personal no casaban mucho al principio: por la mañana secretaria y por la noche artista. Quería reivindicar muchas cosas pero Solano me ha dejado sin palabras», aseguró.

Silvia Valero fue premiada por su papel en 'Cuzco'. Agradeció el galardón a sus compañeros. «'Cuzco', a mi parecer, es una obra de arte, por tanto distribuidoras esto tiene que moverse», animó la actriz, quien dijo que Teresa Juan y el director Víctor Sánchez «son parte de mí». «Es un texto me ha dado de hostias y me ha hundido en la miseria pero me ha hecho crecer», añadió.

La mejor interpretación masculina recayó en Carles Sanjaime por 'Els quatre genets de l'Apocalipsi'. «Con lo que han dicho mis compañeros renunció a decir dos frases seguidas y cagarla», dijo. Dedicó el galardón a los compañeros y profesores de la Escuela del Actor.

Fotos

Vídeos