Los festivales urbanos critican las trabas administrativas del Ayuntamiento

REDACCIÓN

valencia. Varios festivales urbanos que se celebran en Valencia critican las trabas administrativas y burocráticas que el Ayuntamiento les ha puesto para la realización de sus actividades. Los responsables de Benimaclet conFusión criticaron ayer que, a cinco días del inicio de la cuarta edición, siguen «a la espera de los permisos municipales necesarios para el uso del espacio público como escenario de diversas actuaciones».

Dichos permisos, aseguraron los impulsores del festival en un comunicado, «fueron solicitados por registro de entrada el día 2 de junio, hace ya cuatro meses». Ante «la falta de respuesta, la organización se ha intentado poner en contacto con la administración, por email, por vía telefónica y de manera presencial en múltiples ocasiones, sin obtener ningún resultado», lamentaron. En este sentido, afirmaron que «la actitud del ayuntamiento es una falta de respeto hacia el evento y todas las personas que creen en el valor de la expresión libre».

La organización recordó que el Benimaclet conFusión es miembro cofundador de la federación PICUV. «Después de reunirnos en más ocasiones con la concejalía de Cultura y de las promesas que nos han hecho a todos los festivales de trabajar para agilizar los trámites burocráticos, el silencio de la administración que se ha verificado perjudicando la organización de nuestro evento parece aún más injusto e injustificado», subrayaron.

Desde la PICUV, que integra a once festivales urbanos, ya advirtieron hace unos días de las «grandes dificultades por parte de los colectivos y organizadores que cada año se enfrentan a la difícil tarea de hacer viable estos festivales, que siguen siendo muy precarios en sus recursos y financiación». PICUV reclama un mayor compromiso por parte de las administraciones públicas, Ayuntamiento de Valencia y Generalitat Valenciana.

Fotos

Vídeos