Feriarte saca a la venta 'Niño en la playa', de Sorolla, por 530.00 euros

'Niño en la playa' fue pintado en 1920. / lp
'Niño en la playa' fue pintado en 1920. / lp

El certamen de Madrid busca comprador para obras de Dalí, Chillida, Oteiza y Blanchard

REDACCIÓN/EFE

valencia/madrid. La Feria de Arte y Antigüedades, Feriarte, sigue con su propósito de atraer a Madrid a compradores y amantes del arte gracias a la excepcionalidad de las piezas que presenta, entre las que conviven este año curiosas antigüedades y grandes nombres, como Joaquín Sorolla.

La 41 edición de la feria se abrirá al público hoy hasta el día 26 de noviembre en el pabellón número 3 de Ifema y convertirá a la ciudad en un punto de encuentro para coleccionistas, profesionales y amantes del arte.

La excepcionalidad artística, la singularidad y la rareza de las obras son las principales características de esta feria, donde más de 90 anticuarios y galerías de artes participan con miles de piezas.

Antigüedades de la época romana, egipcia, griega y culturas de Oriente Próximo así como precolombinas y del sudesteasiático son las principal oferta de la Galería F. Cervera Arqueología, una empresa con más de cuarenta años especializada en el sector.

Uno de los objetos más destacados por los galeristas es un Ushabti -una pequeña estatua que, en el Antiguo Egipto, se depositaba en la tumba del difunto- del Faraón Senkamanisken (643-623 a.C), procedente de la Dinastía XXV.

Un año más participa la prestigiosa galería Lorenart, donde los grandes nombres figuran entre su propuesta: Salvador Dalí, Maruja Mallo, Eduardo Chillida, Jorge Oteiza o María Blanchard. El director comercial de Loneart, Ernesto Gutiérrez, indicó que las obras más importante que presentan son de 'Isabelita y Thor' (1893) y 'Niño en la playa. Valencia' (1920), de Joaquín Sorolla y Bastida. Esta última, un lienzo de 47 por 58 centímetros,tiene un precio de 530.000 euros. Para Gutiérrez, el perfil de compradores de arte ha cambiado con los años ya que las «nuevas generaciones» no se mueven por las inversiones sino que compran aquello que «les llena, les fascina y les emocionan».

Fotos

Vídeos