La feria de Julio a punto: Rivera se despide de Valencia

Paquirri tiene previsto su último paseíllo en Valencia.
Paquirri tiene previsto su último paseíllo en Valencia. / LP BRUQ

Ponce, pregonero de las Hogueras de Alicante, invita a los 'anti' a escuchar

El fin del ciclo isidril, que se cerró con dos corridas extraordinarias, la de Beneficencia en la que los toros de Victoriano del Río apenas si permitieron ver la maestría de Juli y un magnífico toreo de capa de Manzanares y la llamada corrida de la Cultura, acaparó la máxima atención taurina que ya comienza a mirar a las ferias del verano. En Valencia se está a la espera de que oficialicen los carteles de la Fira de Juliol, que ayer estaban prácticamente cerrados. LAS PROVINCIAS está en condiciones de adelantar las combinaciones a falta de algún retoque de ultima hora. La feria irá del 19 de julio, noche en la que se ha programado la desencajonada, al domingo 23 que se cerrará con la corrida de Cuadri a la que se enfrentará una terna compuesta por Rafaelillo, Román y Alberto Gómez. El cartel que se entiende como de las figuras será el viernes 21, con toros de Cuvillo para Sebastián Castella, Manzanares y Roca Rey, mientras que el sábado 22, con toros de Algarra se anuncia a Rivera Ordóñez que se despide de Valencia, Paco Ureña y López Simón. La novillada será el jueves 20 con ganado de Los Maños para Jesús Chover, Ángel Sánchez y Jorge Isiegas.

La feria tiene una singularidad, el añadido de tres festejos de promoción con alumnos de la Escuela de Tauromaquia, los días 14, 15 y 16, en los que se lidiarán novillos de La Palmosilla. Estará Miguelito Asensi, que ya debutó en Valencia, y se presentarán Borja Abad, Miguel Polope, Jordi Pérez y Rodrigo Ortiz, que tanta expectación han levantado en las plazas de la provincia, todos ellos trufados con alumnos de otras escuelas.

A más corto plazo está la feria de Hogueras, esta semana mismamente, que se inició con el pregón a cargo de Enrique Ponce, tan maestro ante el atril como frente a los toros. El diestro habló sobre el mismo ruedo de la plaza de toros de Alicante ante una nutrida presencia de aficionados y la provocadora presencia de un grupito de antis que se coló entre el publico con la pretensión, como se comprobó rápidamente, de boicotear el acto. El maestro pidió que no los desalojasen: «Ya que están aquí, dejarles que escuchen», aunque finalmente se impuso la solución más práctica de obligarles a abandonar el lugar.

El torero de Chiva estuvo acompañado por el gerente de la plaza, Nacho Lloret, la concejala del consistorio Gloria Vara, Carlos Castillo, vicepresidente de la Diputación de Alicante, y por José Miguel Saval Pérez, subdelegado del Gobierno, representantes de los dos partidos constitucionales, PSOE y PP. Enrique Ponce hizo un recorrido por todos los toreros de Alicante, desde Templaíto a la rivalidad entre Pacorro y El Tino, desde Ángela a los hermanos Esplá, deteniéndose especialmente en la figura del maestro Manzanares, en cuyo honor leyó unos versos de Miguel Hernández, cuya imagen ilustra el cartel anunciador del abono de este año.

El pregón de Enrique Ponce fue un alegato en favor de la Tauromaquia. Habló de los valores que el toreo aporta a una sociedad que, paradójicamente, admite con normalidad el fomento de la violencia entre humanos a través de imágenes agresivas en horario infantil y una competitividad desaforada en edades impropias, y lo situó entre otras muchas causas de la degeneración actual del humanismo. Finalmente animó a la afición de Alicante «a disfrutar de su Feria y decir con orgullo que sois aficionados a un arte en el que la vida y la muerte se dan cita de forma real y no impostada».

Román con miuras

Otra noticia que ha impactado desde la óptica valenciana ha sido el anuncio de Román con miuras en la feria de Bilbao, en lo que supone su debut frente a los legendarios toros. Los últimos avatares de la temporada van empujando al matador valenciano hacia un tipo de carteles y ganaderías especialmente duros y si en Bilbao se las verá con los miuras, en Pamplona está anunciado con los de Cebada Gago y en Valencia comparecerá con los cuadri. Esa realidad tiene un doble filo, mientras que nadie puede negar su dificultad, teniendo en cuenta que son ganaderías de las que exigen recursos lidiadores y mucho oficio, los éxitos frente a ellas, sobre todo en plazas de esta resonancia, son de los que acaban cotizando en las careras de los toreros.

Román se cortó la mano con el estoque el pasado domingo en Sahagún y pese a lo alarmante que parecía la herida, no le afecto ningún tendón y tiene previsto torear un festival hoy en Griñón (Madrid). La corrida de San Juan, día 24, en La Brède, plaza del extrarradio de Burdeos, y la feria peruana de Chota son sus compromisos más inmediatos.

Fotos

Vídeos