Un estudio en el que no se pinta

Vicente Peris, en su nuevo estudio en el mismo Portal de la Valldigna. / juanjo monzó
Vicente Peris, en su nuevo estudio en el mismo Portal de la Valldigna. / juanjo monzó

El valenciano Vicente Peris abre un nuevo espacio en la ciudad para mostrar su obra

NOELIA CAMACHO

valencia. El artista valenciano Vicente Peris huye de los estudios. Asegura que se cansa de ellos, que los abandona y es incapaz de enumerar la enorme cantidad de talleres que ha ocupado a lo largo de su trayectoria pictórica. Pese a ello, está a punto de abrir un nuevo espacio en Valencia. Ya tenía estudio en la capital del Turia. Es el que utilizaba cuando visitaba la ciudad ya que vive a caballo entre su tierra y Los Ángeles, donde desarrolla gran parte de su obra.

Pero se ha visto obligado a mudarse a otro enclave. Se trata de un piso en el Portal de la Valldigna. Peris abre a LAS PROVINCIAS las puertas de un estudio en el que, atendiendo a esa contradicción que es su propia vida, no piensa trabajar. Aunque sí lo quiere convertir en un escaparate cultural, donde mostrar las piezas que, en la actualidad, está desarrollando. «Yo soy un artista libre. No quiero estar atado a nada. Pero este estudio también se abrirá a amigos que quieran mostrar aquí sus creaciones», confiesa a este diario. Quiere compartir este privilegiado enclave en un centro artístico. Muy modesto, pero en el que se intercambie, sobre todo, arte. En estos momentos está terminando de adecuar el estudio, que ya acoge algunas piezas desarrolladas a lo largo de los años. Entre ellas, destacan algunas de la recordada exposición 'Las lunas', que pudo verse en el IVAM, que posee obra suya. Aunque sus creaciones también se pueden ver, por ejemplo, en el Hotel Westin de la ciudad. Las Atarazanas, la sala LaMetro o la Lonja del pescado de Alicante, entre otros. «No soy partidario de los estudios», dice mientras rememora que vivió muchos años en Venecia.

El estudio del portal de la Valldigna, tras abandonar el que tenía cerca de la plaza del Ayuntamiento, tiene algo especial. Es la unión, dice, de la cultura judía, musulmana y cristiana. «Está en plena muralla», afirma.

Afincado en Los Ángeles, presentará algunas piezas de su serie sobre las sombras El IVAM posee obra del pintor valenciano, quien ha expuesto en galerías y museos

El pintor, que ha expuesto en galerías y museos de todo el mundo, está obcecado en la actualidad en la segunda parte de su serie sobre las sombras. En 1999 ya presentó en Valencia 'La sombra desaparecida'. A partir de ahí, en lo que está trabajando en la actualidad es en 'la sombra pintada'. Después, y para cerrar el círculo de lo que inició hace casi dos décadas, vendrá la sombra liberada.

Inclasificable

«Soy valenciano. Nunca he cortado el eslabón con mi tierra. Me he formado en la calle Na Jordana, conocí todos los oficios del momento. Pero en la actualidad, quiero no poseer nada, no estar atado a nada. En estos momentos, estoy embarcado en la obra de mi madurez. Quiero terminar mi trabajo sobre las sombras y eso me llevará unos años. La sombra es la verdad. No aspiro a otra cosa que a dejar testimonio», afirma el artista.

Peris, asegura a este diario, abre las puertas de este espacio a la reflexión y al arte. La inauguración oficial tendrá lugar esta semana. Mientras llega el día, muchas de sus obras ya aparecen desplegadas por el inmueble. No serán las únicas. Tiene previsto ir trayendo otras de sus creaciones para habitar el espacio. Entre las más significativas, instalará en su nuevo estudio algunas de las piezas que está desarrollando sobre la sombra. No obstante, se pueden ver muchas de la exposición 'Las lunas' o de la muestra que se inspira en el Carnaval de Venecia.

«Yo soy un artista inclasificable. Pero ahora, estoy en un momento en el que renuncio a los espacios cerrados para trabajar. Busco la luz del sol y, sobre todo, las sombras. Quiero estar en contacto con la verdad», dice. No da plazos. Quién sabe si, en unos años, abandonará este céntrico estudio. Ya no siente apego ni a los talleres ni a sus obras. Sólo le interesa pintar. Y hablar, por ello este enclave tiene el objeto de ser simplemente eso: un estudio donde se respire arte.

Fotos

Vídeos