El equipo del teatro El Musical asumirá la gestión de Las Naves a partir de 2018

María Oliver y Olga Álvarez presentaron ayer la nueva programación del TEM y los cambios en Las Naves.
María Oliver y Olga Álvarez presentaron ayer la nueva programación del TEM y los cambios en Las Naves. / jesús signes

El Ayuntamiento aparta al actual programador pero sigue sin aclarar cuándo se reparará la avería del escenario

NOELIA CAMACHO VALENCIA.

Las filtraciones de agua a finales del mes de noviembre pasado en el patio de butacas del Espai Mutant de Las Naves detuvo la actividad escénica regular en el complejo de Juan Verdeguer. A pesar de que desde el Ayuntamiento se anunció en repetidas ocasiones la reparación de los daños esta nunca llegó, lo que ha obligado a cancelar en repetidas ocasiones la programación y a reubicar algunos espectáculos.

Era la enésima polémica de una gestión, la del anterior gerente, Rafa Monterde, cuestionada también por otras decisiones como la eliminación de la biblioteca o la expulsión de entidades como la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana, la Associació Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló o el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat Valenciana, que tenían sede en el edificio.

La salida de Monterde -cesado después de que se le relacionase con la trama del 'caso Cooperación'- y la dimisión posterior del concejal Jordi Peris (sobre el que recaía la responsabilidad final del espacio municipal), por discrepancias con otros miembros del partido València en Comú, dejó Las Naves desmanteladas y sin rumbo.

Para este inicio de curso el equipo de programación había cerrado algunos títulos para ubicar en la cartelera, tal y como informó ayer LAS PROVINCIAS, como 'Iván y los perros' de La Pavana o 'El fill que vull tindre' de El Pont Flotant, que de nuevo han tenido que ser suspendidos porque no hay previsión de que el escenario del Espai Mutant esté reparado antes de enero.

Sobre este tema habló ayer María Oliver, que tras la salida de Peris asumió las competencias escénicas del enclave (y dejó en manos de Berto Jaramillo los departamentos de Cambio Climático, Juventud e Innovación). La concejal anunció un cambio de rumbo en el centro. A partir de enero las labores de programación las asumirá la coordinadora artística del Teatro El Musical (TEM), Olga Álvarez, que compatibilizará ambas responsabilidades. Además el propio equipo del teatro del Cabanyal dará soporte técnico en Las Naves.

A pesar de este anuncio no existe fecha concreta para alzar el telón en el Espai Mutant. «No podemos decir si será en enero o en abril cuando ya haya programación», manifestó la edil, que no aclaró cuándo se iniciarán las obras para reparar los daños por la lluvia. Lo que sí indicó es que ese trámite lo debe activar la Fundación municipal InnDEA, titular del complejo, que, eso sí, a partir de 2018 pondrá en manos de Olga Álvarez y su equipo el presupuesto destinado para programación escénica.

Posibilidad de despidos

La llegada de Álvarez aparta de sus cargos al actual coordinador de programación, Guillermo Arazo, y a su equipo, que quedan a la espera de que se les reubique o se les busque otras funciones. Es más, como confesó ayer a este periódico Jaramillo, no se descartan despidos en la plantilla. «No tenemos gerente. Cuando lo tengamos, se hará un estudio y se verá si vamos a seguir necesitando a ese personal. Es poco probable que, sin estas competencias, el equipo sea tan grande como ahora», aseveró.

«Siempre hemos dicho que queríamos una figura que coordine los diferentes espacios», con lo que justificó que la concejal haya nombrado a Álvarez encargada también del Espai Mutant. Se desconoce, por cierto, si mantendrá a partir de 2018 este nombre, pero ayer se avanzó que pretende seguir el modelo del Mercat de les Flors de Barcelona, un centro cultural que apuesta por la danza y que será el espejo en el que se mire el espacio escénico de Juan Verdeguer.

Oliver se refirió además al otro espacio escénico de titularidad municipal, La Rambleta (cuya gestión es privada), y reconoció que la relación con sus responsables no es todo lo fluida que debería, por lo que «se va a incrementar la fiscalización» del complejo cultural del barrio de San Marcelino.

Por otro lado, para completar el proyecto de artes escénicas del equipo municipal, se está estudiando la posibilidad de abrir una escuela de circo en el barrio de El Cabanyal. La fecha de apertura no será antes de 2019 y se instalará en unos inmuebles que se encuentran detrás del Teatro El Musical.

Más

Fotos

Vídeos