ENERGÍA LOCALUn día normal en la vida de Palomo de camino a su taller

Palomo es un vecino ilustre de Posadas, pero poco más. Allí se conoce todo el mundo. «Voy todos los días a mi taller, que está como a un kilómetro de distancia de mi casa, cruzo todo el pueblo y saludo a la mujer que vende cupones, a la que pone el desayuno en el bar... a toda la gente». Abre el taller, «una especie de cortijo», a las ocho de la mañana, donde trabaja con María Luisa, Mari Luz y Carlos. «Me aportan energía». A Palomo le encanta vivir en su pueblo «porque puedo dedicar todo al trabajo».

Fotos

Vídeos